Borrar
El derrumbe del talud mantiene bloqueada desde hace un mes la carretera que une Ponferrada y Villablino. César Sánchez
La Junta finalizará «esta semana» la retirada del material del talud de la CL-631

La Junta finalizará «esta semana» la retirada del material del talud de la CL-631

Será a partir de ese momento cuando se inicien los trabajos para limpiar las toneladas de rocas y piedras que invaden la calzada desde hace casi un mes para abrir un carril al tráfico

Carmen Ramos

Páramo del Sil

Jueves, 13 de junio 2024, 08:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Junta de Castilla y León confía en finalizar «esta semana o a comienzos de la que viene» la retirada del material del talud que se desplomó sobre la carretera CL-631, a la altura del kilómetro 33, en la principal vía de comunicación que une Ponferrada y Villablino, según ha confirmado el jefe del servicio territorial de Fomento, Juan Francisco Escanciano, a la alcaldesa de Páramo del Sil, Alicia García.

Será a partir de ese momento cuando las máquinas que trabajan en la zona procedarán a iniciar los trabajos para retirar las toneladas de rocas y piedras que invaden la calzada desde hace casi un mes con el fin de abrir al menos un carril al tránsito de vehículos.

La primera edil reconoce que «es una noticia que estábamos esperando que se produjera cuanto antes», aunque tiene claro que «si circulara carbón por la carretera o si este problema se hubiese producido en otra época en la que había más tránsito por ella se habría, a lo mejor, agilizado el trabajo», lamentó.

En este sentido, Alicia García hace especial énfasis en la necesidad que tiene la ciudadanía de poder hacer uso de esta carretera a tenor de los numerosos e importantes inconvenientes que llevan sufriendo desde hace cuatro semanas, momento en el que se produjo el derrumbe de la montaña que bloqueó la calzada.

«Malestar y preocupación»

«Tienen que pensar que la gente que vivimos en un territorio, que además se ha quedado deprimido por la falta de trabajo, nos tenemos que desplazar todos lo días para ir a trabajar, para ir al médico, etc, etc, con lo cual esta vía de comunicación es vital, más que nunca», remarcó García.

La regidora municipal de Páramo del Sil insiste en que «la queja de los vecinos es diaria» por el cierre al tráfico de la CL-631. «Se ven un poco indefensos porque tienen que dar un rodeo para ir a ver a un vecino o a un familiar que está del otro lado del derribo», señala. «El malestar existe y cada vez está creciendo más», subraya la alcaldesa que se hace eco, además, las críticas de los ciudanos ante la falta de información sobre la marcha de los trabajos para dejar expedito al menos un carril de la carretera.

Alicia García entiende este malestar y se muestra del lado de los vecinos porque «donde hay una reclamación existe un malestar y una preocupación».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios