Borrar
El encanto de los pueblos del Bierzo

«Camarero, un dorito»: La bebida típica de Cacabelos con un origen singular

Heliodoro Rodríguez Ordás, más conocido como Dorito, falleció hace ya 14 años pero dejó un legado cultural en la zona

Ana Gago

Ponferrada

Viernes, 23 de febrero 2024, 08:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Camarero, ponme un Dorito», es una frase que se escucha de forma recurrente en el municipio berciano de Cacabelos. Esta bebida típica forma parte de la historia de la villa del Cúa y su origen se debe a un personaje «muy querido» en esta localidad.

Heliodoro Rodríguez Ordás, más conocido como Dorito, falleció hace ya 14 años pero dejó un legado cultural en la zona que perdura hasta nuestros días.

El origen del Dorito

«Heliodoro se convirtió en una persona alcohólica que un día decidió dejar de beber. Como él seguía haciendo la ronda de bares y no podía beber alcohol, se inventó el Dorito que se compone de un pequeño vaso de Cocacola», explica el regente del bar Aitor de Cacabelos.

Existe el Dorito pequeño, cuyo precio es de 1,20 euros, y el Dorito grande, que se sirve en vaso de tubo y cuyo precio es de 1,40 euros.

«Es un vasito de Cocacola que se bebe en este pueblo y en los alrededores. A Heliodoro Ordás le gustaba seguir alternando por bodegas y bares y no debía de beber vino, por eso instauró los vasitos de Cocacola», señala el dueño de la centenaria Bodega del Niño de este municipio, donde un dorito cuesta 0,60 céntimos.

¿Quién era Heliodoro?

Heliodoro Ordás «era hijo de un maestro de esta villa y fue en su época Juez de Paz en este pueblo pero anteriormente, allá por los años 80, había fundado en Cacabelos una Asociación de Alcohólicos Anónimos, que dio origen a lo que hoy se conoce como BEDA Bierzo», cuenta un vecino de Cacabelos.

Heliodoro es conocido por esta gran hazaña, sin embargo, él era electricista. «Yo tuve la oportunidad de conocer a Dorito en los últimos años de su vida, era una persona muy apreciada que nos ha dejado este recuerdo. Era electricista y también fue juez de paz de Cacabelos», corrobora el dueño del bar Aitor.

En Cacabelos cuentan diferentes anécdotas sobre cómo Dorito tomó la decisión de dejar de beber. «Dorito fue en moto a Ponferrada cuando estaban abriendo la carretera de Magaz entonces había una franja a la izquierda. A la vuelta siguió recto y se cayó por esa franja, ahí fue cuando empezó a quitarse del alcohol», explican los vecinos.

Cacabelos ha rendido homenaje a Dorito con diversos actos a lo largo de estos 14 años y uno de ellos fue ponerle su nombre a una calle del municipio.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios