Borrar
El Ayuntamiento de Ponferrada celebra un pleno extraordinario para debatir la ZBE. E.Jiménez
PSOE y VOX rechazan la ordenanza de la ZBE del gobierno de Ponferrada

PSOE y VOX rechazan la ordenanza de la ZBE del gobierno de Ponferrada

Los socialistas presentaron 12 enmiendas al proyecto elaborado por el equipo de gobierno de PP y CB, que fueron desestimadas por el resto de grupos

Esther Jiménez

Ponferrada

Martes, 14 de mayo 2024, 12:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Partido Popular y Coalición por El Bierzo se quedaron solos en la defensa y apoyo de la ordenanza reguladora de la Zona de Bajas Emisiones. La propuesta, junto con el proyecto técnico, fueron llevados a pleno para su aprobación inicial pero ni PSOE ni VOX votaron a favor, por lo que fue rechazada.

Antes, el Partido Socialista había presentado 12 enmiendas para su inclusión en la ordenanza, entre las que se encontraban la entrada en vigor del régimen sancionador en enero de 2026, la aplicación sucesiva de restricciones en caso de superar los niveles de contaminación o modificar valores límites contaminantes.

Los socialistas defendieron estas propuestas asegurando que el objetivo de la ordenanza «tiene que ser la calidad del aire y la salud de la ciudadanía, para alcanzar las recomendaciones de la OMS y cumpliendo los límites establecidos por la normativa europea».

Por su parte, el equipo de gobierno de PP y CB reprochó a su portavoz que presentaran estas enmiendas justo antes del debate de la ordenanza, sin tiempo para analizarlas, «cuando llevan más de un mes con el borrador de la ordenanza», señaló la portavoz popular, Lidia Coca, y más tratándose de «una modificación descomunal, esto es un cambio radical, donde además aparecen otra vez las palabras restricciones, multa, falta, o ninguna libertad», añadió el bercianista Iván Alonso.

Las enmiendas fueron rechazadas por todos los grupos, a excepción del PSOE.

En contra de la ordenanza

En el debate de la ordenanza VOX, que ya había anunciado su voto en contra, criticó la falta de preocupación del equipo de gobierno por los autónomos del centro y la desigualdad que iba a generar la Zona de Bajas Emisiones. «El rico o el que se pueda permitir coche para acceder perfecto, ¿pero el que no? En bici, estoy esperando a verles en bici», indicó su portavoz, Patricia González.

Por el contrario CB volvió a echar en cara la ZBE del PSOE, sus restricciones y lo que iba a suponer para la gente que vive en el centro y en las zonas por las que se iba a desviar el tráfico. «Ya me veo a los que viven en Luis del Olmo o en otras zonas del centro vendiendo sus pisos para irse a vivir a la Arcadia feliz», ironizó Iván Alonso.

Al respecto, Lidia Coca incidió en que Ponferrada tiene una «calidad del aire normal», por lo que «no es necesario perjudicar más». Por ello, esta ordenanza «no limita en el tráfico salvo que existan periodos de contaminación graves» y recordó que solo 1502 vehículos de los 49.000 que forman el parque móvil de la capital berciana tienen distintivo ECO. Además, Coca responsabilizó a PSOE y VOX por su ya previsible voto en contra, que podría conllevar la devolución de 2,4 millones de euros de fondos europeos por incumplimiento. «Las consecuencias serán responsabilidad de quien vote en contra», concluyó.

El portavoz socialista, Olegario Ramón, reiteró que con sus enmiendas «no va a haber multas, de lo que se trata es de proteger la salud de la gente y solo restricciones cuando la situación sea muy grave. Pero es temerario que en 48 horas no se pongan las restricciones. Hoy podría salir aprobada porque lo proponemos es juicioso y razonable pero por mantenerla y no enmendarla ponen en riesgo un proyecto tan importante».

Tras la votación, en la que la ordenanza no salió adelante -PSOE y VOX votaron en contra-, el alcalde de Ponferrada, Marco Morala, concluyó la sesión plenaria criticando duramente el proceso seguido por el anterior equipo de gobierno para delimitar la Zona de Bajas Emisiones, asegurando que no realizaron un estudio previo del impacto socioeconómico, ni tampoco tuvieron en cuenta las mediciones de contaminación para la delimitación del perímetro, así como tampoco se habilitaron aparcamientos alternativos tras los eliminados en las diferentes obras en el centro o se pensaron las peatonalizaciones de las calles. «Se improvisó», aseguró y añadió que «tiraron de intuición, nosotros de realidad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios