Borrar
El derrumbe de rocas y tierra del talud mantiene cortada la carretera CL-631 a la altura de Páramo del Sil. César Sánchez
Villablino exige a la Junta que aplique el 24/7 en la CL-631 para abrir un carril

Derrumbe en Páramo del Sil

Villablino exige a la Junta que aplique el 24/7 en la CL-631 para abrir un carril

El alcalde cree que «no tiene sentido que con lo que está pasando se suspendan los trabajos durante los fines de semana»

Carmen Ramos

Villablino

Sábado, 15 de junio 2024, 09:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento de Villablino exige a la Junta de Castilla y León que redoble los esfuerzos y aplique el 24/7 en las obras de la carretera CL-631 para abrir un carril que permita recuperar la circulación lo antes posible. «No tiene sentido que con lo que está pasando se suspendan los trabajos durante los fines de semana», lamentó el alcalde, Mario Rivas.

El primer edil pide que «se active el mayor número de medios posibles para que estén trabajando 24 horas en esa zona durante siete días a la semana». Todo ello con el objetivo de poder abrir al menos uno de los carriles al tráfico, siempre que se garanticen las condiciones de seguridad, mientras continúan adelante los trabajos de consolidación del talud que se derrumbó sobre la calzada hace ya cerca de un mes.

«Que se impliquen de verdad y que se haga ese esfuerzo que suponga tener allí trabajando a tres relevos de una empresa los siete días de la semana», apuntó Rivas, todo ello habilitando la partida económica correspondiente. Está convencido de que dada la situación «es necesario y la única manera de agilizar la apertura de ese carril».

Insiste el regidor lacianiego en que «es la forma más razonable de poder acometer ese trabajo» para que se abra al menos un carril que «agilizaría notablemente la fluidez del tráfico y permitiría seguir pasando por la zona que tenemos que pasar».

«Evidentemente somos conscientes de que esto conlleva un coste y lo estamos pidiendo para que se habilite un carril, después el trabajo que se tenga que hacer, que entendemos que va a llevar un tiempo, podría dilatarse más, siempre y cuando la circulación fuera fluida a través de la apertura de uno de los carriles», insistió Rivas.

Un caos para el tráfico

El primer edil pone el énfasis en los numerosos e importantes inconvenientes que supone para los usuarios el cierre a la circulación de la la CL-631 tras el derrumbe ocurrido en el kilómetro 33 a la altura de Páramo del Sil, al tratarse de una carretera que decenas de vecinos y vecinas utilizan habitualmente para sus desplazamientos a sus puestos de trabajo como principal vía de comunicación con la capital del Bierzo.

Una situación que entiende que se hace especialmente difícil en los casos de pacientes que necesitan recibir asistencia médica en el Hospital del Bierzo. «Son 20 minutos más si vamos por Fabero y algo menos por otro desvío, por la zona de Santa Cruz, que es una carretera peligrosa y que solo puede servir de manera muy puntual», aseveró. «Es un recorrido que hacemos cada día los vecinos de una zona y de otra y lo que no es normal es que se estén dilatando», concluyó Mario Rivas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios