Borrar
El derrumbe del talud sobre la calzada mantiene cortada al tráfico la carretera CL-631 a la altura de Páramo del Sil. César Sánchez
La reapertura de la CL-631 se complica y la Junta estudiará el talud para estabilizarlo

La reapertura de la CL-631 se complica y la Junta estudiará el talud para estabilizarlo

Los técnicos se desplazarán este lunes 20 de mayo a la zona del derrumbe que mantiene cerrada al tráfico la carretera a la altura de Páramo del Sil

Carmen Ramos

Páramo del Sil

Domingo, 19 de mayo 2024, 09:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El derrumbe la carretera CL-631 aguarda una solución que no se aventura tan rápida como se esperaba. Técnicos de la Junta se desplazarán este lunes a la zona afectada por el derrumbe que mantiene cortado el vial en el kilómetro 33 a la altura de la localidad de Páramo del Sil para iniciar los trabajos de cara a elaborar un informe que permita valorar la situación del talud para poner en marcha las actuaciones necesarias que garanticen su estabilidad.

«A partir del lunes será cuando se desplacen hasta aquí los técnicos para hacer ya un informe más preciso de la zona del talud en sí y ver cuáles son las actuaciones que hay que llevar a cabo para poder estabilizarlo», explicó la alcaldesa de Páramo de Sil, Alicia García, tras el último de los contactos mantenido con el jefe del servicio territorial de Movilidad, Juan Francisco Escanciano.

Todo ello de cara a «restablecer el tráfico» en cuanto se pueda, pero siempre y cuando «se acometan esas obras», remarcó la regidora municipal. La primera edil mantiene «contacto permanente» con los representantes de área de la Junta siguiendo el día a día de unos trabajos que llevarán su tiempo a la vista de que la solución al problema para abrir al tráfico la carretera y garantizar la seguridad del tráfico va más allá de acometer los trabajos de limpieza de la calzada.

«Más grave de lo que pensaban»

«Ellos mismos se han dado cuenta de que es bastante más grave de lo que a priori pensaban», advirtió la primera edil de Páramo del Sil. En este sentido, insistió en que la situación podría haberse atajado si se hubiesen tomado antes unas medidas que lleva reclamando el Ayuntamiento desde hace tiempo a la vista de los reiterados desprendimientos de piedras sobre la calzada y tras el atropello de un hombre a comienzos de marzo. «Si se hubiesen desplazado a la zona cuando empecé a hacer las reclamaciones, las llamadas, los escritos a lo mejor ya tendrían el trabajo un poco más avanzado», señaló.

A pesar de ello, la alcaldesa de Páramo del Sil ha apelado a la paciencia de los vecinos y usuarios afectados durante el tiempo en el que se prolonguen los trabajos para retirar las piedras y tierra de la calzada de la carretera CL-631 y de reforzamiento del talud para evitar que vuelva a venirse abajo, que esta ocasión, y por suerte, no hubo que lamentar víctimas. «Ahora lo que nos queda es tener un poco de paciencia y que se haga todo lo que se tenga que hacer para que esta situación no se vuelva a repetir», concluyó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios