Imagen de la central de Compostilla. / César Sánchez

La Junta estima «parcialmente» el recurso de Endesa y permite reanudar el desmantelamiento de la central

La suspensión de los trabajos se mantiene para las dos torres de refrigeración de los grupos 4 y 5 y las tres chimeneas hasta que se resuelva la incoación del expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

La Junta de Castilla y León ha estimado parcialmente el recurso de alzada interpuesto por Endesa contra la resolución en la que se adoptó la medida cautelar de suspender la demolición de las torres de refrigeración y las chimeneas de la central térmica de Compostilla II, en Cubillos del Sil, para incoar un expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) estos elementos industriales, según han confirmado a elbierzonoticias.com fuentes de la Consejería de Cultura del Gobierno autonómico.

De este modo, la eléctrica podrá reanudar el desmantelamiento de la central -trabajos que lleva a cabo la empresa Recifemetal y cuya paralización llevó a la presentación de un ERTE para cien empleados-. Así, la suspensión se mantiene exclusivamente para «las dos torres de refrigeración de los grupos 4 y 5, con un perímetro de 100 metros alrededor de la base; la chimenea del grupo 3, con un perímetro de 180 metros alrededor de la base; y las dos chimeneas de 280 metros de altura, con un perímetro de 50 metros alrededor de la base», recoge el texto al que ha tenido acceso este diario.

Una medida que se mantendrá hasta que la Junta tome una decisión para la incoación del procedimiento para su declaración como Bien de Interés Cultural.

En ese sentido, está elaborando un informe para determinar si los daños ocasionados en estos elementos singulares por los trabajos previos al derribo para la instalación de los explosivos hacen posible que se siga adelante con la incoación del expediente.

Cabe recordar que el Gobierno autonómico anunció el 24 de noviembre la paralización de forma cautelar del derribo de las torres y chimeneas de la térmica berciana para estudiar su posible declaración como BIC. El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Carriedo, señaló entonces que «estuvimos radicalmente en contra del cierre de la central y de su demolición» al considerar que «nos parecía una decisión precipitada» y defendió que «es un patrimonio del que nos sentimos orgullosos».