Borrar
El agricultor y ganadero berciano, Gerardo Lolo, trabajando con su ganado en los montes de Vega de Valcarce.
«Te comen a gastos y con 14 horas de trabajo ganas menos que nunca»

Gerardo Lolo, agricultor y ganadero berciano

«Te comen a gastos y con 14 horas de trabajo ganas menos que nunca»

Con 41 años este berciano ha hecho de la agricultura y la ganadería su medio vida con casi 30 años de dedicación en cuerpo y alma a una profesión que heredó de su padre en los montes de Vega de Valcarce y que ahora le pone contra las cuerdas por el incremento de costes e impuestos y los cambios de la PAC

Carmen Ramos

Vega de Valcarce

Martes, 6 de febrero 2024, 08:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Cada vez en lugar de ir las cosas a mejor van a peor, hay que coger más ganado y fincas de la gente que se va retirando y más trabajo para ganar menos», lamenta el agricultor y ganadero berciano, Gerardo Lolo, que se unirá este martes 6 de febrero a la tractorada que recorrerá las calles de Ponferrada en señal de protesta para exigir soluciones para un sector que ya no puede más, afrontando unos elevados costes de producción que en ningún caso compensan los beneficios.

Sólo tenía 12 años cuando empezó a conocer de la mano de su familia la dureza del trabajo en el campo en la localidad berciana de La Cernada, el pequeño pueblo del Bierzo Oeste, perteneciente al municipo de Vega de Valcarce. Una dureza que pese a todo decidió elegir y afrontar y todavía a día de hoy sigue siendo su medio de vida.

«Empecé desde niño, con mi padre y llevo toda la vida en el pueblo», relata Gerardo, ahora ya con 41 años y un centenar de vacas y también cerdos de los que él solo se hace cargo «a base de trabajo duro de 12 o 14 horas diarias porque antes vivías en el pueblo con cinco seis vacas, ahora tienes que tener por lo menos cien», remarca.

Todo ello debido a los cambios en la política agraria y ganadera que ha dado un giro al trabajo en las explotaciones y que no siempre ha sido para bien porque «te comen a gastos y a impuestos», señala. Como ejemplo, la subida de los precios del pienso «que hace dos años costaba 13 euros y ahora llega a los 19, 20 y 21 euros». Hasta 8 euros de incremento por kilo en los forrajes que se une a los 0,50 euros en kilo por ternero. Un suma y sigue en un desembolso que no se detiene y que se traduce también en el incremento de los precios de la gasolina, la luz y la comida, entre otros gastos, sin olvidar los impuestos. Una carestía de los costes que apenas les da para vivir.

«Antes igual vendías un ternero en 200.000 pesetas y a lo mejor te gastaba entre pienso y forraje 20.000 pesetas y te quedaban 180.000 pesetas pero hoy vendes un ternero en 1.200 euros e igual limpio te deja 600 o 700 euros de gasto y qué haces hoy con esto cuando antes eran casi dos veces más y tienes que esperar 9 meses a que esté la vaca preñada más otros nueve a criar el ternero para que luego te queden 600 euros libres para eso tienes que tener cuatro veces más de vacas que tenían antes», subraya el ganadero y agricultor berciano.

Ganado y labores en el campo de Gerardo Lolo en sus explotaciones en La Cernada, en el municipio berciano de Vega de Valcarce.
Imagen principal - Ganado y labores en el campo de Gerardo Lolo en sus explotaciones en La Cernada, en el municipio berciano de Vega de Valcarce.
Imagen secundaria 1 - Ganado y labores en el campo de Gerardo Lolo en sus explotaciones en La Cernada, en el municipio berciano de Vega de Valcarce.
Imagen secundaria 2 - Ganado y labores en el campo de Gerardo Lolo en sus explotaciones en La Cernada, en el municipio berciano de Vega de Valcarce.

«Trabajar casi para no ganar nada porque siempre tienes faena, no sabes lo que son unas vacaciones, casi ni una fiesta ni un viaje», lamenta Gerardo Lolo. Los altos precios del combustible se suman a los inconvenientes junto con los elevados costes de la maquinaria agrícola. «Antes comprabas un tractor te valía dos millones de pesetas o tres, te hacías con un señor tractor, y hoy vas a comprarlo y te vale 200.000 euros, te tienes que hipotecar y pagarlo el resto de la vida». Una situación que asegura que «le pasa a la mayoría de la gente, que está hipotecada y trabajando una barbaridad de horas» por lo defiende la necesidad de salir a la calle. «Ser agricultor y ganadero es ahora complicado porque según esta todo trabajas ni para cubrir los gastos», insiste.

«Miedo» al Cuaderno Digital

Por si esto fuera poco la política agraria comunitaria da una nueva vuelta de tuerca a los agricultores y ganaderos con la implantación del Cuaderdo Digital. «Cada vez nos lo ponen más difícil porque ahora vamos tener que trabajar con el ordenador y para los que no estamos puestos en nada da miedo», asevera Gerardo.

Una implantación que el sector teme y que permitirá a la administración tener un mayor garantía de control sobre las explotaciones «para saber dónde están las vacas, en qué fincas, qué terrenos utilizas y todas esas historias para tener a uno controlado y se nos complica porque son parcelas pequeñas y es un lío», explica este ganadero berciano que lo único que quiere es poder seguir adelante con su trabajo en el campo. Una labor que heredó de su padre y que quiere que le permita vivir y no sólo sobrevivir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios