El concejal de Seguridad de Ponferrada, en la zona de la explosión./Carmen RAmos

El concejal de Seguridad de Ponferrada, en la zona de la explosión. / Carmen RAmos

El concejal de Seguridad anuncia que el Ayuntamiento de Ponferrada se personará en la causa

«Todos nos echaríamos las manos a la cabeza si la explosión en lugar de las 4 hubiera ocurrido a las 10 de la mañana», indicó José Antonio Cartón en el lugar del suceso

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento se personará en la causa ante los daños estructurales que afectan a aceras de propiedad pública. «El Ayuntamiento tiene que personarse en la causa para esclarecer estos hecho y que este tipo de personas estén a buen recaudo si no saben vivir en convivencia», indicó el concejal de Seguridad de Ponferrada, José Antonio Cartón, que visitó a primera hora de la mañana la zona de la explosión en el edificio del número 21 de la calle Alcón.

El edil destacó que «satisfactoriamente» los daños hayan sido tan solo materiales en la segunda planta y en la cubierta del edificio. Unos «cuantiosos daños materiales» que también ha afectado a cuatro vehículos que estacionados en la calle donde ocurrió el suceso. No obstante, el edil aseguró que la explosión no afectó a la primera planta ni los edificios colindantes. «No ha habido que lamentar daños personales», subrayó.

En este sentido, Cartón apuntó que un equipo especializado del Cuerpo Nacional de Policía será el encargado de dirigir la investigación para esclarecer los hechos y determinar cuál ha sido el causante de la explosión.

El responsable municipal de Seguridad valoró que las consecuencias hubieran sido mayores si la explosión en lugar de madrugada se hubiera producido en una hora con mayor actividad en la calle. «Todos nos echaríamos las manos a la cabeza si esto en lugar de pasar a las cuatro de la mañana hubiera ocurrido a las 10 de la mañana», apuntó José Antonio Cartón, que resaltó «el susto y el estruendo» que la deflagración provocó entre los vecinos de los edificios situados en la zona.

En el edificio sólo estaba empadronado el supuesto autor de la explosión y «no ha habido que lamentar ninguna víctima personal. Suponemos que al ser a las cuatro de la mañana ha determinado que no hubiese viandantes por la calle lo que ha conllevado a que no hubiese ningún herido», subrayó el concejal.

Cartón ha lamentado el hecho y tiene claro que «no puede ser una persona normal que cause estos daños en una vivienda pudiendo dañar a personas que viven en edificios colindantes». En este sentido, explicó que desde el Ayuntamiento ya han hablado con los vecinos afectados poniéndose a su disposición para lo que necesitasen desde las 4 de la mañana, hora en la que la Policía Municipal comunicó el suceso al alcalde de la ciudad.

Los bomberos y el aparejador municipal personado en la zona. que los dos edificios colindantes con el inmueble afectado por la explosión no presentan daños estructurales.