Ejemplar de oso pardo.

Cabreo de los apicultores del Bierzo con la Junta: «Hace diez años que el oso está ahí y nos enteramos ahora»

El presidente de la Sociedad Cooperativa Apícola del Bierzo, Javier Morán, lamenta las «mentiras» de la Consejería de Medio Ambiente tras denunciar públicamente la suelta de un plantígrado de Villablino en Espinoso de Compludo sin avisar ni a apicultores ni a ganaderos

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

«Era lo esperado la Junta no va a contestar nunca reconociendo un error». Es la reacción del presidente de la Sociedad Cooperativa Apícola del Bierzo, Javier Morán, tras conocer la reacción del Gobierno regional negando la «traslocación» de ejemplares de oso pardo a la comarca del Bierzo.

Todo ello en respuesta a la denuncia pública en la que acusaban a la Junta de soltar un oso de Villablino en Espinoso de Compludo sin avisar ni a ganaderos ni a productores y cuando se cumple una semana de que el plantígrado fuera avistado paseando por las calles del centro de Ponferrada.

«Hace diez años que está ahí y nos enteramos ahora», lamentó Morán, visiblemente molesto, tras conocer el comunicado de la Consejería de Medio Ambiente en el que aseguraba la presencia de ejemplares de este plantígrado desde hace más de 10 años en la comarca, y no solo al norte de la misma, sino también al sur de Ponferrada, en los Montes Aquilianos e incluso en la Sierra de la Cabrera y más al sur, en el norte de Zamora.

En cualquier caso, a la Sociedad Cooperativa Apícola del Bierzo no le ha pillado por sorpresa la reacción de la Junta. «Estamos acostumbrados a las mentiras constantes que la Junta de Castilla y León hace, pues que desmienta», indicó su presidente, que tiene claro que «estaba previsto que ellos dijeran que no mueven los ejemplares».

«Si ni siquiera el censo que tienen no coincide con la realidad cómo van a decir que mueven ejemplares de un sitio para otro», aseveró Javier Morán, que lamentó, asimismo, que la Junta «ni siquiera tenga el censo de daños actualizado».

Para el presidente de los apicultores bercianos esta situación es una muestra clara de la «dejación de funciones» y la «inoperatividad» del Gobierno regional.