Hospital del Bierzo. / Carmen RAmos

Los traumatólogos del Hospital del Bierzo, al límite: sobrecarga de trabajo y falta de médicos amenazan con colapsar el servicio

Los especialistas lanzan un desesperado SOS a la Junta de Personal para exigir soluciones con carácter de urgencia a la Gerencia tras la dimisión hace una semana del jefe del servicio, Luis García Paíno, y con tan solo 8 profesionales en activo de los 14 adscritos a la unidad

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Los traumatólogos del Hospital del Bierzo no pueden más. Tras la dimisión del jefe de servicio, Luis García Paíno, hace apenas una semana, los especialistas han lanzado un desesperado SOS a la Junta de Personal para reclamar su apoyo a la hora de exigir soluciones a la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (GASBI) ante la sobrecarga laboral que soportan desde comienzos de año y que se ha visto agravada en los últimos meses ante la falta de profesionales.

Y es que el servicio Traumatología y Cirugía Ortopédica del primer centro sanitario de la comarca cuenta con 14 plazas de las cuales ahora mismo sólo 11 están cubiertas. Una cifra que se reduce a ocho ante la baja médica de dos de los especialistas y la marcha de un tercero. De ellos sólo tres hacen guardias, entre dos y tres a la semana.

«No pueden conciliar la vida laboral con la familiar, no pueden hacer cursos, no pueden hacer nada, simplemente estar de guardia y pasar consulta», explicó el delegado del Sindicato de Enfermería, José de la Fuente.

El Satse denuncia que la situación «es insostenible» teniendo en cuenta que la sobrecarga de trabajo que afrontan los traumatólogos. «Cuando pasan guardias cogen el busca a las ocho de la mañana, tiene que ayudar al traumatólogo que está pasando visita, hacer todas la interconsultas del resto del hospital, mirar todos los ingresados y revisar los quirófanos del día siguiente, aparte de todo lo relacionado con las Urgencias», expilcó De la Fuente. «Están súper sobrecargados y ya no aguantan esta situación», recalcó.

El sindicato advierte que «todo irá a peor en octubre» cuando se abra el concurso de traslados ya que la plantilla de traumatólogos podría quedar reducida a siete profesionales y sólo tres se encargarían de las guardias. «Habrá personas que se irán en ese proceso y hay gente que incluso está pidiendo excedencias para marchar porque no aguantan la situación», señaló el delegado del Satse.

Amenaza de colapso del servicio

Para la organización todo apunta al colapso del servicio si la Gerencia no aporta soluciones con carácter urgente. «Es algo inviable porque hacen una guardia de 24 horas tienen que descansar, al día siguiente hacen consulta y luego otra vez guardia y tienen que descansar y luego otra vez consulta, al final esos traumatólogos no pueden hacer intervenciones quirúrgicas y solo quedarían tres para operar y el servicio se colapsaría»

Desde Satse aseguran que la Gerencia es conocedora de esta situación «desde el mes de enero», momento en el que se lo comunicaron los propios traumatólogos ante los que preveían que se les podía venir encima «y lo que han hecho es que consiguieron que vinieran cuatro traumatólogos en junio para hacer cuatro guardia, pero esas guardias son a partir de las tres de la tarde y no pasan la visita ni ven las interconsultas que ven los de Urgencias», explicaron desde el sindicato. «Está bien porque les han quitado unas horas de trabajo pero eso no sirve para nada porque al final siguen cogiendo el busca a las ocho de la mañana y hacen el resto del trabajo», subrayaron.

Así las cosas, el Sindicato de Enfermería ha solicitado una reunión de urgencia con la Gerencia para exigir una solución que evite el colapso del servicio de Traumatología del Hospital del Bierzo, que, cabe recordar que es uno de los que encabeza la lista de espera quirúrgica en la comarca. «Queremos saber lo qué está ocurriendo porque no nos han dado ninguna información y nos estamos enterando por los compañeros», lamentó el delegado de Satse.

También la Junta de Personal celebrará, por su parte, una reunión la próxima semana para abordar la situación límite que afrontan los traumatólogos del primer centro sanitario de la comarca y exigir soluciones.