Borrar
La enfermera berciana, Rosario Otero.
Sacyl no recurre y deberá reincorporar a una enfermera berciana tras su jubilación

Sacyl no recurre y deberá reincorporar a una enfermera berciana tras su jubilación

La Gerencia Regional de Salud tiene un plazo de diez días para ejecutar la sentencia del TSJCyL que reconoció a la profesional la prolongación de la permanencia en el servicio activo tras alcanzar su edad de jubilación que la Gerencia de Atención Primaria de León le denegó

Carmen Ramos

Ponferrada

Viernes, 19 de enero 2024, 08:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Gerencia Regional de Salud deberá devolver a su puesto a la enferma berciana, Rosario Otero, a la que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le reconoció la prolongación de la permanencia en el servicio activo tras alcanzar su edad de jubilación que la Gerencia de Atención Primaria de León le denegó. Además, deberá indemnizarla con la diferencia retributiva que podía haber percibido estando estos dos últimos años en activo.

Todo ello después de que Sacyl no haya presentado recurso contra la resolución judicial dictada por el TSJCyL el pasado mes de octubre que estimaba el recurso de la profesional al considerar que entre los objetivos del Plan de Ordenación de Recursos Humanos «no está sustituir personal que se jubila por temporal».

«Han pasado ya tres meses el Sacyl no ha recurrido y como consecuencia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León es firme», explicó Rosario Otero. «Ahora la pelota está en la Gerencia Regional en Valladolid», remarcó.

Sacyl tiene ahora un plazo de diez días para ejecutar la sentencia. En este sentido, la enfermera berciana considera que tendrán que «reincorporarme a mi plaza que ha ocupado con otra propietaria, ya que la sacó a un concurso de traslados estando judicializada, la pidió una compañera, con todo su derecho evidentemente, la concedió y ahora está en una plaza que estaba pendiente de un juicio y que me pertenece», explicó Otero.

La enfermera, representada por los servicios jurídicos de Satse León, recurrió ante el TSJCyL la denegación de la permanencia en el servicio activo que había solicitado en abril de 2021, puesto en el que pretendía continuar trabajando a partir del 1 de agosto de ese año fecha en que cumplía su edad de jubilación.

La prolongación de la permanencia en el servicio activo hasta cumplir, como máximo, los setenta años de edad, está prevista en el artículo 26 del Estatuto Marco del Personal Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León, siempre que quede acreditado que reúne la capacidad funcional necesaria para ejercer la profesión o desarrollar las actividades correspondientes a su nombramiento, cuestión que cumplía la demandante.

«Si me tengo que reincorporar, me reincorporo»

La profesional berciana asegura que desconoce la decisión que adoptará la Gerencia Regional de Salud más allá de que tiene claro que deberá dar cumplimiento a la sentencia del TSJCyL, aunque cree la intención pueda ser abrir la vía de la negociación.

Tras más de dos años y medio fuera del servicio Rosario Otero reconoce que «tuve mucho interés en quedarme pero no a estas alturas, aunque si me tengo que reincorporar me reincorporo, no le tengo el más mínimo miedo y si lo tengo que hacer lo hago y encantada, pero de entrada tampoco es algo que diga uy que maravilla me reincorporo».

Con las miras puestas en su posible vuelta al trabajo, la enfermera berciana avanza que solicitará a Sacyl un tiempo para reciclarse en su puesto que le permita adaptarse a los cambios que hayan podido producirse durante este tiempo, algo que asegura que «normalmente se hace entre dos y tres meses que estás con otra persona como si fueras una alumna porque en la sanidad puedan cambiar cosas en dos años y pico y lo normal es que te pongas al día».

No obstante, insiste en que Sacyl tiene su reincorporación «difícil» porque en este momento su plaza «está ocupada por otra propietaria no por alguien interino que sabe que es provisional y que cuando llega la propietaria cambia de puesto», apuntó.

46 años como enfermera

Charo tiene a sus espaldas nada más y nada menos que 46 años de andadura profesional como enfermera, 30 de ellos desarrollados en Ponferrada, primero en el antiguo Hospital Camino de Santiago, posteriormente en el Hospital Universitario del Bierzo, en Fuentesnuevas, y sus últimos 14 años en activo en Atención Primaria en el centro de salud de Trobajo del Camino en León.

Con este más que amplio bagaje de toda una vida dedicada por entero a la enfermería aguarda una decisión que todavía puede dar un vuelco a su futuro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios