Trabajos de desmantelamiento de la central de Cubillos del Sil.

Recifemetal deja a diez operarios al frente del mantenimiento de la central de Cubillos a la espera de la aprobación del ERTE

La plantilla cumple dos semanas sin trabajo después de que la compañía presentará el pasado día 1 la solicitud de Expediente de Regulación de Empleo para cerca de un centenar de trabajadores

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Un retén de diez trabajadores de la empresa Recifemetal se encargarán de los trabajos de mantenimiento de la central de Compostilla II de Cubillos del Sil a la espera de que Trabajo decida sobre la aprobación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentado por la compañía.

Todo ello pendiente del informe en el que trabajan las consejerías de Industra y Cultura de la Junta de Castilla y León para determinar si los daños ocasionados en las torres de refrigración y las chimeneas de la térmica berciana por los trabajos previos al derribo para la instalación de los explosivos hacen posible que se siga adelante con la incoación del expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

De momento, los trabajadores están a punto de cumplir dos semanas sin ir a trabajar toda vez que la compañía presentó el pasado día 1 de diciembre la solicitud del ERTE que afecta concretamente a 71 trabajadores contratados para los trabajos de desmantelamiento de la central, toda vez que 19 pertenecientes a la propia compañía Recifemetal han sido destinados a otras obras que la empresa ejecuta en Portugal y en Asturias. Los únicos que se mantienen en su puesto, de momento, son los 12 operarios de las oficinas a los que también podría llegar a extenderse el ERTE.

Recifemetal presentó un ERTE ante Trabajo el mismo día en el que estaba previsto que se derribaran las dos torres de refrigeración y la primera de las chimeneas de la térmica berciana. Una decisión que finalmente paralizó la decisión de la Junta Castilla y León para incoar expediente para declararlas Bien de Interés Cultural (BIC).

Los trabajadores se han mostrado inquietos inquietos ante una desición que les vuelve a dejar de nuevo a los pies de los caballos y con una mano delante y otra detrás y a expensas de la decisión que adopte Trabajo. Quieren que se les aclaren los términos del ERTE, sobre todo cuánto tiempo se prolongará esa medida y quién se encargará de representarles en la negociación de ese ERTE teniendo en cuenta que no hay comité de empresa y no cuentan con representación sindical.

Una vez que se apruebe el ERTE, los trabajadores no agotarán su paro y mantendrán sus cotizaciones, asimismo cobrarán el 80% del sueldo a cargo de la Administración Pública con lo que la empresa se evitará el gasto en personal hasta que la Junta no aclare el tiempo durante el cual podría prologarse la declaración BIC.