Borrar
Imagen del derrumbe en la carretera que une Peranzanes con Fabero. César Sánchez

Henar García, alcaldesa de Peranzanes

«Restablecer la circulación llevará su tiempo por el miedo a desprendimientos»

La primera edil asegura que los vecinos del Valle de Fornela están «más tranquilos» porque la rápida actuación de la Diputación ha acabado con la incomunicación que dejó el derrumbe de rocas y piedras sobre la carretera de Fabero

Miércoles, 28 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los vecinos del Valle de Fornela siguen todavía con el corazón encogido aunque ya comienzan a respirar algo más tranquilos después del gran derrumbe que este martes sepultó 200 metros de la carretera que une Fabero con Peranzanes, en el cruce del acceso a la localidad de Faro.

Aliviados porque el suceso se saldó afortunadamente sin víctimas siguen de cerca los trabajos de urgencia que acometen los operarios de la Diputación Provincial de León para recuperar la normalidad y abrir por completo el vial al tránsito de vehículos en un tramo que ahora solo mantiene un carril operativo. Algo que todavía se hará esperar hasta que la situación de la ladera de la montaña garantice por completo la seguridad para el tráfico tras un suceso en el que «han caído unas piedras enormes, exageradas, y muchas toneladas», relató la alcaldesa de Peranzanes, Henar García.

«Tenemos un carril abierto que nos van dando paso según llegan los coches, es un poco de emergencia, pero sobre la normalidad no nos dan un plazo porque sobre todo es restablecer la circulación con mucha seguridad porque el miedo es que haya algún desprendimiento más y son ellos los que van mandando pasar», explicó la primer edil.

Henar García reconoce, no obstante, que los vecinos están «muchísimo más tranquilos» y también «contentos» teniendo en cuenta que «Diputación ha respondido súper rápido» a la hora de impulsar las labores de emergencia para dejar expedita la calzada en el tramo afectado lo que les ha permitido recuperar al menos un carril para el paso de vehículos.

«Ya no tenemos problema, ha pasado el panadero esta mañana, vecinos que venían a trabajar, yo misma tuve que ir a una reunión a Ponferrada y pude ir, además, si tiene que pasar el médico ya no tenemos miedo de buscar otros medios», resaltó la regidora.

En Peranzanes están pendientes de las previsiones meteorológicas que se anuncian para el fin de semana, en el que volverán la nevadas, aunque tienen sus esperanzas puestas en que al menos el carril de la carretera que les une con Fabero pueda seguir garantizándoles el acceso. «Nos daba miedo, aunque la circulación es lenta pero segura», señaló Henar García.

«Hay que limpiar y asegurar el terreno»

Desde el Ayuntamiento entienden que, a tenor de lo que le ha avanzado la institución provincial, «la finalización de las obras llevará una temporada», dado que «ya es grande limpiar, pero sobre todo asegurar el terreno» para evitar que vuelvan a producirse futuros corrimientos de tierra.

Así las cosas, la fecha de conclusión de la actuación no la conocen y Diputación baraja que se prolongarán durante «unos días todavía» teniendo en cuenta que las labores se llevan a cabo por partida doble: por un lado limpiando la calzada y retirando las piedras que presentan mayor riesgo de desprendimiento y, por otro, asegurando la montaña. «Están haciendo todo un poco a la vez», concluyó la alcaldesa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios