Borrar
El alcalde de Ponferrada (D) y el teniente de alcalde y portavoz municipal de CB, Iván Alonso, durante un pleno. César Sánchez
Vox desvela su presencia en el gobierno de Ponferrada que Coalición por El Bierzo negó

Vox desvela su presencia en el gobierno de Ponferrada que Coalición por El Bierzo negó

Los dos concejales de la formación de Abascal renuncian a sus cargos y sueldos «ante la traición al pacto firmado» que garantizaba el apoyo a los presupuestos municipales para 2024

Carmen Ramos

Ponferrada

Miércoles, 31 de enero 2024, 13:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tsunami político Ponferrada después de que Vox haya desvelado su presencia en el gobierno de Ponferrada que Coalición por El Bierzo ha negado de forma reiterada.

A tan solo siete meses del pacto de gobierno con PP y CB que alzó la a la Alcaldía al 'popular' Marco Morala, los concejales de la formación de Abascal en el Ayuntamiento de la capital berciana han decidido renunciar a sus cargos y sueldos, «ante la traición al pacto firmado ayer mismo» por parte del alcalde ante el «incumplimiento del pacto de apoyo a los presupuestos», según ha anunciado en un comunicado.

Ambos ediles han registrado su renuncia a sus cargos y sueldos en el Ayuntamiento. Gerardo González de la delegacion específica para la gestión del proyecto formativo Aula Mentor y UOP del municipio de Ponferrada, con una dedicación parcial del 80% por la que percibía 37.223,87 euros al año. Los mismos emolumentos asignados a su compañera de filas y edil de Vox en la Corporación ponferradina, Patricia González, con la delegación específica para la gestión del proyecto cultural 'Ciudad de Ponferrada'. Unos cargos que fueron aprobados en el pleno celebrado el pasado 7 de julio tras el decrero de Alcaldía firmado cuatro días antes.

Todo ello después de que los dos ediles de la formación de Vox anunciaran su entrada en el gobierno municipal al ser nombrados concejales delegados de las concejalías con las competencias de Cultura, Formación y Empleo comprometidas en el acuerdo de investidura y gobierno y tras garantizar su apoyo a las cuentas municipales del ejercicio en el pleno que se había convocado para este miércoles.

Un anuncio al que un decreto firmado por el alcalde a primera hora de la noche echó por tierra anulando dichos nombramientos para acto seguido suspender el pleno en el que se iba a aprobar el presupuesto municipal de 2024 y también los nombramientos con las responsabilidades de gobierno de los ediles de Vox.

«Ante la situación acaecida en la tarde-noche de ayer, los concejales de VOX en Ponferrada no han tenido más alternativa que registrar su renuncia tanto a las competencias que aún tenían como a los sueldos que venían recibiendo, extremo este último que ya ha sido comunicado al Alcalde», explican desde Vox.

Los ediles de la formación de Abascal han manifiestan su «profundo desasosiego» y su «enorme desconfianza ante ambos socios del equipo de gobierno» PP y CB y «una sensación de desconcierto profunda». «Para VOX, la política debería ejercerse desde la responsabilidad, empezando por cumplir los acuerdos pactados y firmados y no desdecirse de ellos al cabo de unas pocas horas», remarcan. Unos acuerdos pactados y firmados de los que dejan constancia a través de una copia de los documentos remitidos a los medios de comunicación.

Cronología de una «traición»

Desde Vox explican que el domingo 28 el alcalde transmitió a su portavoz, Patricia González, «que el portavoz de CB había dado su visto bueno a desbloquear nuestra entrada en el equipo de gobierno». Un anuncio tras el cual, según relatan, «se le comunicó al alcalde que preparase un borrador del decreto de nombramiento para que pudiéramos comprobarlo y corregir lo que fuese necesario, a lo que el alcalde accedió».

Un día después, con Morala fuera de Ponferrada, desde Vox explican que consultaron cómo avanzaba el borrador, «ya que estábamos concluyendo la preparación de nuestras enmiendas» y a lo que «el Alcalde nos comunicó que los servicios jurídicos estaban redactándolo para que el portavoz de CB lo revisase y diese el 'ok' al mismo, 'ok» que el Alcalde nos afirmó que el señor Alonso había dado un par de horas después». Este mismo día a última hora aseguran que se les facilitó el borrador de decreto, «que empezamos a revisar y estudiar».

El martes 30 a primera hora los concejales de la formación de Abascal se sentaron a negociar con el alcalde, con la concejala de Presidencia, Lidia Coca, y el concejal de Hacienda, Luis Antonio Moreno. Un encuentro que intentaron abrir a la presencia de CB «a lo que nuestros interlocutores nos comunican que no hay problema, que no es necesario».

Desde Vox Ponferrada apuntan que tras concluir las negociaciones «se cerraron con la firma electrónica del decreto de nombramiento por parte de la secretaria municipal y del alcalde y la consiguiente aceptación inmediata de los cargos por parte de nuestros concejales; el compromiso de aprobación de 12 de nuestras enmiendas, prácticamente un tercio de las presentadas; y dos acuerdos de índole política».

Recuerdan que se tratan de unos acuerdos que «son conocidos por la prensa y los ponferradinos, ya que todos ellos acompañaban al comunicado emitido por Vox ayer a primera hora de la tarde». Tras esto le hicieron una consulta a Marco Morala «para confirmar que contamos con el apoyo, o al menos la abstención, de CB a nuestras enmiendas, necesario para su aprobación, a lo que el Alcalde nos contesta que 'sí'».

La tarde que lo cambió todo

Durante la tarde de este martes se produjeron diversas reacciones al acuerdo, y cerca de las 8 de la tarde, menos de 6 horas después de haberse rubricado éste, el alcalde, siempre según relata Vox, contactó con su portavoz municipal, Patricia González, para comunicarle «que aplazará el pleno de presupuestos, sin darnos más detalles».

Consideran que la razón oficial que ofreció Morala basada en la necesidad de «estudiar las enmiendas planteadas por Vox», según comunicó textualmente, «es ridícula, ya que éstas estaban registradas en tiempo y forma (ya que se consultó con los servicios jurídicos del Ayuntamiento los plazos) y debían debatirse en el pleno y, además, ya se habían pactado y comprometido por parte del Alcalde, como Vox hizo público ayer por la tarde».

Precisamente fue tras ese momento cuando comenzaron a aparecer una serie de noticias en los medios «donde se dice que el acuerdo con Vox queda «suspendido» y que las delegaciones que unas horas antes se habían «suspendido» también». Ante esta situación los concejales de Vox esperaron hasta recibir confirmación de este último extremo para tomar cualquier decisión, «no dejándose llevar por publicaciones de los medios sin confirmación oficial, tal y como hemos hecho siempre».

Una confirmación que les llegó a ambos este mismo miércoles al consultar con los servicios jurídicos del Ayuntamiento. «Ante esto último, y siendo fieles a nuestros principios y convicciones, nuestros dos concejales han registrado sendas renuncias ante el Ayuntamiento, tanto sus cargos como a sus emolumentos (los respectivos al Decreto de Delegación de Áreas de fecha de publicación 3 de julio de 2023, ya que el firmado ayer ha quedado revocado).

El alcalde «miente»

«Ante esta situación desde Vox no podemos sino afirmar que, o el alcalde al asegurar contar con el 'ok' de CB en todo momento, o CB al mostrarse públicamente contrario al acuerdo firmado entre Vox y PP el mismo martes a primera hora de la tarde, mienten», señalan rotundos.

Para los ediles de Vox en Ponferarda este movimiento «no es más que un gesto a la desesperada por parte del portavoz de CB ante el previsible aluvión de críticas recibido ayer por la tarde tras el acuerdo VOX-PP». Un gesto con el que entienden que «trata de desmarcarse de un pacto en el que no participa de forma oficial» pero con el que consideran que «deja al alcalde a los pies de los caballos».

Consideran que en todo caso «ambos socios de gobierno deberían aclararse y aclarar a los ponferradinos quién de ellos miente de forma reiterada a aquellos de quienes solicita el apoyo a los presupuestos». «Es una verdadera pena que algunos antepongan su interés propio al bienestar de los ciudadanos», insisten.

Advertencia a CB

Desde Vox recuerdan a CB que «tampoco es de nuestro agrado tener que compartir gobierno con una formación en la que su cercanía con el nacionalismo gallego del BNG es bien conocida, pero que hemos sido capaces de entender que por el bien de los ciudadanos de Ponferrada y del cambio en la ciudad, debíamos dejar nuestras diferencias a un lado, pese a que se estén revelando como otro «socialismo de marca blanca» igual que la UPL, más aún al lanzarse tras este escándalo en los brazos del PSOE de Ponferrada, único socio posible tras dejar al Alcalde en una situación insostenible».

Por otro lado, entienden que «un partido político que cuenta en la ciudad con 300 votos más que Vox, y los mismos 2 representantes, no tiene legitimidad alguna para plantear un veto a la entrada de VOX en el gobierno municipal». Pero en todo caso, señalan que «esta historia no es nueva y la llevan sufriendo todos los ponferradinos demasiado tiempo ya».

Mano tendida al PP

Por último, insisten en que «Vox ha venido a la política a mejorar y cambiar Ponferrada, siempre mostrando fidelidad y compromiso a los ponferradinos y a los pactos suscritos, acuerdos como el de ayer, que para Vox sigue plenamente vigente si el alcalde así lo desea; y no a cobrar un sueldo teniendo un puesto simbólico sin competencias».

Pese a todo lo acontecido, «incluido el caos político de ayer, culminado con la traición a lo firmado unas horas antes», Vox Ponferrada « sigue con la mano tendida al Partido Popular, apostando por el cambio en Ponferrada y por la defensa del interés de los ponferradinos, pero manteniéndose firme en la exigencia del cumplimiento de todo pacto firmado en su integridad, es lo mínimo que se puede esperar de cualquier formación política que anteponga los intereses de los ciudadanos a los personales o de partido», concluyen.

Noticia relacionada

CB ataca a Ramón

Por su parte CB ha terciado en esta polémica echando balones fuera e intentando meterlos en la portería del PSOE, insistiendo, una vez más como ha venido haciendo desde el comienzo de la legislatura que «el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada lo forman Partido Popular y Coalición por El Bierzo, y así va a continuar siendo». «Siendo un pacto sólido y de plena confianza mutua», subrayan.

Los bercianistas arremeten duramente contra el portavoz socialista, Olegario Ramón, partido con el que gobernaron junto a Podemos en la anterior legislatura, echando por tierra que sea un tripartito conformado por PP, CB y Vox el que gobierna Ponferrada.

«El Sr. Olegario en su, interesada, comprensión de la Ley electoral y en su mentira constante, proclama que un partido u otro es el que permite la composición de la corporación municipal, en vez de, como es en realidad, a través de unas elecciones libres y democráticas, como ha sido el caso. Ya sabemos que a él le gustaría un régimen dictatorial en el que su gusto y opinión fuera el que determinase la Ley, por suerte vivimos en democracia y no en el régimen olegarista. Su continuo engaño queda de reflejo cuando lleva meses diciendo que existe un tripartito, faltando a la verdad, y ahora manifiesta su enojo porque, también según él, se forma un tripartito ni antes era verdad ni ahora es verdad», resaltan.

Desde CB acusan a Ramón de utilizar «la táctica del engaño, y de una mentira repetida mil veces, como la táctica que también aplica habitualmente de la anécdota elevada a máxima ofensa, tácticas conocidas de un gobernante de mal recuerdo, al que cada vez se parece más».

Para finalizar, insisten en la creación de los dos institutos que liderará Vox a pesar de que el plan de ajuste al que está sometido al Ayuntamiento lo impiede tal y como denunció el PSOE y reconoció hace escasos días el propio alcalde. «Como quedó reflejado en el pacto de investidura de PP y Vox, se crearán dos institutos, tras la aprobación de los presupuestos», advierten.

Sin pronunciamiento del alcalde

El que todavía no se ha pronunciado sobre esta tormenta política en el Ayuntamiento Ponferrada es su alcalde, Marco Morala.

A pesar de los intentos de este medio por contactar con el primer edil ponferradino, no se ha tenido más respuesta que «ya os llegarán declaraciones si hacen» por parte de su gabinete de comunicación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios