Operarios del servicio de limpieza y recogida de basuras de FCC en Ponferrada. / César Sánchez

Urbaser y FCC recurren su exclusión del proceso de licitación del contrato de basura

Ambas empresas alegan un error a la hora de convertir las tablas de la documentación de sus propuestuas para introducirlas en la plataforma de contratación del Ayuntamiento

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ

FCC y Urbaser han decidido recurrir ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León ( Tarccyl) su exclusión del proceso para adjudicar el contrato en dos lotes de los servicios de recogida de residuos y de limpieza viaria del Ayuntamiento de Ponferrada.

Cabe recordar que fue la Mesa de Contratación la que decidió por unanimidad excluir a ambas empresas para la recogida de basura y también a Urbaser del de la limpieza por incumplir uno de los requisitos recogidos en los pliegos, el del tamaño de la letra, aunque FCC continúa en el proceso de adjudicación de la limpieza viaria.

En ese sentido, el concejal de Medio Ambiente del Consistorio de la capital berciana, Pedro Fernández, señaló que el principal motivo que alegan tanto FCC como Urbaser para presentar sus recursos es un «error de transcripción»a la hora de convertir las tablas y los documentos PDF para introducirlas en la plataforma de contratación del Ayuntamiento. «Es lo que se llama el efecto versalitas, que se modifican los tamaños, pero entienden que no se altera para nada aunque se incumpla el tamaño y eso origine que haya algunas páginas de más, que el conjunto de las páginas no supera lo que se establecía», explicó. .

Con todo ello, Fernández indicó que se trata de una situación con «muchísima urgencia», por lo que ya ha pedido a los técnicos municipales que elaboren el informe «cuanto antes» para remitirlo al Tarccyl «para que tengamos una resolución lo más rápido posible, a ver si conseguimos que antes de que acabe el año nos lo puedan hacer llegar». Y es que el Tribunal suele tardar alrededor de un mes en emitir su resolución «pero preferimos que se retrase ahora y no después».

De hecho, consideró que sería bueno que la mesa de contratación pudiera valorar las ofertas de ambas empresas, que no se queden fuera del proceso ninguna de las dos, «sobre todo porque nos abriría un camino a que una vez adjudicada aparecieran las impugnaciones, entonces preferimos que se produzca ahora y no sea por esto», concluyó

El contrato global salió a licitación por un valor de 27,2 millones de euros con un plazo de prestación de 3 años, más uno de prórroga. Su división en lotes estableció 7,3 millones para la recogida de residuos -más el 10% de IVA- y 9,6 para el de limpieza viaria.