Camión de recogida de residuos.

FCC sigue en el proceso de licitación de la limpieza viaria y Urbaser es excluida también de la recogida

Un informe del Servicio de Informática establece que ambas empresas no respetaron el tamaño de letra recogido en los requisitos de los pliegos

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ

La Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Ponferrada ha excluido por unanimidad a Urbaser del proceso de adjudicación de los servicios de recogida de basura y de limpieza viaria y a FCC en el de recogida de basura. Ambas empresas, según explicó la presidenta de la mesa, Carmen Doel, se presentaron en plazo para optar al proceso de licitación de estos servicios, que cabe recordar el Consistorio de la capital berciana sacó en dos lotes, pero incumplieron uno de los requisitos recogidos en los pliegos, que no es otro que un determinado tamaño de letra «para evitar un número interminable de folios», indicó Doel.

En ese sentido, Urbaser no cumplió con este requisito en la documentación presentada para los dos lotes, tanto el de recogida de residuos como el de limpieza viaria, mientras que FCC solo lo incumplió en el de la recogida. «A la vista del informe que nos da el Servicio de Informática, la mesa decidió por unanimidad excluir a Urbaser de los dos lotes y a FCC de uno de ellos», añadió la presidenta.

Se trata de un nuevo bache en el camino para adjudicar estos servicios, que en la actualidad sigue prestando FCC de forma prorrogada, pero es, según Carmen Doel, algo «inevitable» porque las dos empresas no han cumplido con este requisito.

Ahora, habrá que esperar para ver si alguna, las dos o ninguna decide presentar recurso a la decisión de la mesa de contratación. «Si la recurren, dependemos de lo que diga el Tarccyl y sino quedaría firme, pero no sabemos lo que va a pasar», aseguró.

De hecho, si ninguna de ellas recurre en el plazo establecido por ley, Urbaser quedaría «firmemente excluida» del proceso de licitación para ambos lotes y la mesa tendría que seguir valorando la oferta de FCC para la limpieza viaria.

Cabe recordar que el contrato salió a licitación por un valor de 27,2 millones de euros con un plazo de ejecución de 3 años y la decisión del equipo de Gobierno de dividirlo en lotes causó bastante malestar entre los partidos de la oposición y sobre todo entre los trabajadores del servicio, que llegaron incluso a plantear una huelga indefinida.