Imagen del edificio de la Uned en Ponferrada.

La Uned de Ponferrada logra casi 300.000 euros para investigar cómo proteger el patrimonio ante emergencias

La Consejería de Cultura y Turismo ha asumido el compromiso de impulsar un proyecto piloto de alerta temprana frente al fuego, inundación y expolio del patrimonio cultural

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La Consejería de Cultura y Turismo destinará 296.716 euros al Consorcio Centro Asociado de la Uned, en Ponferrada para financiar la puesta en marcha, desarrollo y ejecución de un proyecto de investigación sobre la gestión del patrimonio cultural del municipio y su protección ante emergencias.

'Sistema de gestión del patrimonio cultural del municipio de Ponferrada, basado en la conservación preventiva y la protección ante emergencias del patrimonio cultural' será financiado por la Junta, así como los gastos relativos a ponencias, jornadas y publicaciones que se realicen entre el 1 de junio de 2020 y el 9 de agosto de 2022.

La Consejería de Cultura y Turismo ha asumido el compromiso de impulsar un proyecto piloto de alerta temprana frente al fuego, inundación y expolio del patrimonio cultural, tras el incendio hace un año de Peñalba de Santiago.

Este proyecto piloto de alerta temprana consiste en el desarrollo de un sistema de software y hardware que permita lanzar avisos en caso de que exista un evento dañino para el patrimonio. Cuando estos instrumentos se manejan por los titulares y responsables de los bienes, la probabilidad de daño sobre los mismos disminuye.

Asimismo, está previsto suscribir un protocolo para colaborar con el Ayuntamiento de Ponferrada y la Diócesis de Astorga, aunando la investigación, documentación, diagnóstico, monitorización, conservación preventiva y alerta temprana del patrimonio cultural del municipio de Ponferrada y especialmente en la zona de la Tebaida Berciana.

En una primera línea de intervención, se propone profundizar en el conocimiento de estos inmuebles, tanto desde la visión arquitectónica, evaluando sus condiciones de conservación y carencias de infraestructuras; como desde una visión histórica, incidiendo en sus orígenes y devenir, así como en la catalogación detallada de sus bienes muebles, lo que permitirá sentar las bases de futuras intervenciones de restauración o mejora acometidas por las distintas administraciones.

Por parte de la Consejería se ha acometido un análisis de la accesibilidad, utilizando la Carta de Monumentos para todos, de los BIC localizados en la Tebaida, a partir del cual se realizarán las propuestas de intervención que mejoren la accesibilidad. Igualmente, se ha realizado el estudio del estado de conservación de esos bienes y se está llevando a cabo el Plan de Salvaguarda, con el fin de determinar los riesgos e incidentes de carácter súbito o sobrevenido que puedan afectarlos, estableciendo las medidas preventivas y determinando los operativos necesarios para su pronta actuación ante cualquier incidente o emergencia de cara a minimizar los daños y establecer los procedimientos de recuperación más adecuados.

Complementaria a esta fase de conocimiento, se pretende acometer un seguimiento monitorizado que, mediante la colocación de sensores precisos, aporte datos temporales de ciertos parámetros ambientales, tales como temperatura y humedad, a los que se sumarían otros de seguridad, que sustenten una acción preventiva ante riesgos previsibles de incendio, inundación o robo. Esta segunda operación es prioritaria debido al carácter rural de la Tebaida. Junto con la elaboración de planes de emergencia concretos que tracen las líneas maestras de actuación ante una incidencia, se pretende equipar a estos edificios de sensores y sistemas de alarma que activen a los agentes involucrados en su vigilancia y conservación.

Para ello, es preciso dotar de los equipamientos necesarios, especialmente los referidos a la transmisión de datos y avisos. En la mayoría de los casos el servicio es suficiente, pero en otros casos de ubicación más recóndita es preciso mejorarlo.

Para la gestión de esa red de sensores a instalar, se recurrirá al empleo de la plataforma Territorio Rural Inteligente de Castilla y León, desarrollada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y Telefónica, primera iniciativa a nivel regional para poner en marcha una plataforma de Smart Rural común para todas las administraciones públicas de la Comunidad. La implantación de estas nuevas herramientas de información exige algunas mejoras en las que se está trabajando por parte de los principales responsables. Pero en todo caso, lo que se precisa es la coordinación de los agentes implicados.