Un operario de FCC realiza labores de limpieza en una calle de Ponferrada. / Carmen Ramos

Ramón pide dar una oportunidad al nuevo contrato de basura que «todavía no ha empezado»

El alcalde asegura que sería «ilegal» imponer a la empresa que los nuevos trabajadores tengan las mismas condiciones que los subrogados

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, pidió este viernes un margen de confianza para el nuevo contrato del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria tras las críticas del sindicato CGT y sus delegados en el comité de empresa. Un contrato que todavía no ha entrado en vigor pero que, según el regidor, «establece un servicio infinitamente mejor que el anterior, con muchísimas más garantías de su cumplimiento efectivo y con consecuencias mensuales de los no cumplimientos».

También apuntó que la plantilla actual, que será subrogada, «va a ver respetadas sus condiciones labores» y que se contratarán a 22 nuevos trabajadores que, eso sí, entrarán con diferentes condiciones porque «sería ilegal imponer a la empresa que a los nuevos trabajadores se les dieran las mismas condiciones que a los trabajadores que se subrogan, ojalá pudiera ser así, dependiendo del convenio al que se acojan».

En cuanto a la compra de maquinaria para el servicio, Olegario Ramón señaló que «siempre oímos a los trabajadores pero tenemos técnicos especialmente habilitados y con los conocimientos adecuados para detectar cuál es la maquinaria que se tiene que adquirir para prestar un buen servicio».

A su vez, recordó que el equipo de Gobierno hubiera optado por la gestión directa del servicio pero fueron los técnicos los que «no nos dejan de momento y por eso tenemos que ir a un periodo transitorio que es lo que hemos hecho». Además, volvió a explicar que decidieron dividir en lotes el contrato «porque la ley nos obliga a ello, cualquier recurso de cualquier empresa, si no hubiéramos dividido en lotes la limpieza viaria y la basura, habría prosperado porque ya ha ocurrido en todos los lugares en los que se ha hecho».

Con todo ello, el regidor aseguró que entiende las dudas que se les puedan plantear a los trabajadores porque «vienen de una época muy difícil, recuerden que vivimos una huelga y otra que se paró in extremis, pero demos la oportunidad al nuevo contrato, dejemos funcionar al nuevo contrato un tiempo y luego valoremos», concluyó.