Imagen de uno de los últimos camiones de recogida de residuos adquirido por el Ayuntamiento de Ponferrada.

Ponferrada

CGT denuncia la subcontratación de trabajadores en el servicio de limpieza con dos empresas diferentes

El sindicato asegura que el nuevo contrato, dividido en lotes, esconde «errores tras errores»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El sindicato CGT, a través de sus delegados en el comité de empresa del servicio de limpieza y recogida de residuos de Ponferrada, asegura, a través de un comunicado, que el nuevo contrato, «a pesar de las muchas bondades que se dicen» , solo esconde «errores tras errores».

En ese sentido, uno de esos errores que CGT denuncia es la contratación de nuevas personas con condiciones inferiores, además de la subcontratación de trabajadores con dos empresas diferentes. De hecho, afirman que FCC, empresa adjudicataria, ha remitido una información a la página de Contratación del Estado «referente a la subcontratación de trabajadores con dos empresas diferentes».

Ante esto, el comité de empresa ha solicitado una explicación tanto al Ayuntamiento de Ponferrada como a FCC. De la segunda ha obtenido «un silencio administrativo» y del primero que «no iban a autorizar subcontrataciones de trabajos directos». «Es algo difícil de creer cuando hemos comprobado que a día de hoy hay una oferta de empleo en el SEPE para la contratación de diez trabajadores de categoría de peón de barrido para el servicio de limpieza viaria del Ayuntamiento de Ponferrada, solicitada por una de estas dos subcontratas de las que hemos hablado anteriormente», apuntan desde CGT que añade que no permitirá haya «trabajadores de primera y de segunda» en un mismo centro de trabajo.

División en lotes

Otro de los errores del servicio es, a juicio del sindicato, la propia división en lotes del mismo, ya que en vez de concurrir empresas pequeñas con innumerables ofertas, solo se presentaron dos y al final «se ha impuesto, tal y como ya dijimos en su momento, una sola, grande y libre».

Además, según CGT, ya advirtieron en su momento que esta separación del servicio «traería más gastos para el ciudadano y peores condiciones laborales para los trabajadores y trabajadoras». «Decimos esto dado que se pasa del alquiler de una nave y un local, al alquiler de dos naves y dos locales, se duplican cargos directos, administración, vehículos, entre otras muchas. El despropósito mayor es cuando comprobamos que este gasto innecesario, se quiere subsanar con el recorte de los derechos de la plantilla de FCC», añaden.

Licitaciones de maquinaria y falta de personal

Además de las anteriores, el sindicato señala que «se han cometido y se siguen cayendo en los mismos errores sin que nadie asuma ninguna responsabilidad» en las licitaciones de maquinaria. «Parece absurdo que haya que recalcarle al funcionario responsable de esta cuestión que una barredora debe estar dotada de cepillos para barrer, los laterales y el frontal. Nos consta que los delegados de CGT se han ofrecido en muchas ocasiones a aconsejar y asesorar a los responsables de la compra de esta maquinaria, así tal vez se ahorraría a los contribuyentes el sobrecoste de comprar maquinaria inútil o incompleta», lamentan.

A su vez, la falta de personal es otro de los problemas a los que se enfrenta la plantilla encargada del servicio. De hecho, la plantilla mínima, según CGT, tendría que ser de 72 personas y en la actualidad el servicio cuenta con 64. Por ese motivo se ha presentado una reclamación en el Consistorio, «hace ya más de cuatro meses y a día de hoy seguimos sin ninguna explicación».

Con todo ello, desde el sindicato han explicado que a lo largo de 8 años y con gobiernos diferentes, los trabajadores han pasado por muchas situaciones, desde un contrato de 20 años adjudicado en 2014 y que luego fue anulado por irregularidades de la empresa, hasta dos huelgas para poder recuperar parte de los derechos cedidos en 2011, pasando por no poder firmar un convenio colectivo desde 2015 por culpa de los procesos judiciales.

«En todo este tiempo, con diferentes equipos de gobierno, de derecha, de izquierda o de centro, y con todo lo sufrido y viendo como se ha permitido y se permite acciones empresariales de dudosa legitimación y siempre en detrimento de los trabajadores y de la ciudadanía, a la conclusión que llegamos es que las cosas desde el Ayuntamiento no se están haciendo bien y no parece que haya ninguna voluntad de cambiar», concluyen.