Borrar
Procesionarias en las inmediaciones del parque del Temple. Elbierzonoticias
Las procesionarias ya se dejan ver por las zonas verdes de Ponferrada

Las procesionarias ya se dejan ver por las zonas verdes de Ponferrada

El Ayuntamiento de la capital berciana ha realizado un tratamiento mediante endoterapia en los pinos más próximos a las zonas de juegos infantiles y colocado trampas en el resto

Esther Jiménez

Ponferrada

Martes, 26 de marzo 2024, 08:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los cambios bruscos que hemos sufrido en la comarca del Bierzo y en el resto de la provincia casi desde el mes de enero, pasando de temperaturas frías a muy suaves y viceversa, han adelantado la aparición de la procesionaria en Ponferrada.

Largas filas de estas larvas alargadas y peludas ya se pueden ver por los diferentes parques de la ciudad, como en el del Temple, pero incluso ya habían aparecido a finales de febrero en las inmediaciones del monte Pajariel.

Por ello, hay que tener especial precaución con las mascotas, cuyo contacto con la procesionaria puede llegar a ser incluso mortal. Pero también las personas, que al entrar en contacto con los pelos del insecto pueden llegar a sufrir reacciones alérgicas o urticarias, entre otros síntomas.

Y es que el ciclo biológico de estos insectos está muy condicionado por el clima. Gracias a las temperaturas suaves de este invierno atípico, que también ha tenido semanas de bajadas bruscas por los temporales de nieve y lluvias, la procesionaria ha comenzado a bajar de los pinos tras completar su periodo de alimentación para buscar un lugar donde enterrarse.

Para luchar contra este insecto, el Ayuntamiento de Ponferrada, a través del área de Medio Ambiente, realizó entre noviembre y diciembre del pasado año un tratamiento mediante endoterapia en los árboles más próximos a las zonas de juegos infantiles de la ciudad. Este tratamiento consiste en inyectar a presión un biocida en el tronco del árbol que se incorpora a su savia natural y llega a las hojas de las que se alimenta la procesionaria del pino. «Es uno de los métodos más eficaces de control, con bajo impacto ambiental y que minimiza los riesgos para las personas y los animales», apuntaron fuentes municipales.

En el resto de los árboles, desde el Consistorio han colocado trampas, siendo el servicio de Parques y Jardines el que las elimina antes de que causen daños.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios