El alcalde de Ponferrada (I) junto al portavoz del PRB (D) antes del pleno./César Sánchez

El alcalde de Ponferrada (I) junto al portavoz del PRB (D) antes del pleno. / César Sánchez

El pleno de Ponferrada rechaza la propuesta de reforma fiscal de la oposición con la abstención del PRB

El alcalde califica a los promotores de la sesión extraordinaria de «peligro público» y les reprocha su «ejercicio de filibusterismo»

D.ÁLVAREZ Ponferrada

El pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Ponferrada rechazó la propuesta de reforma fiscal planteada por los grupos políticos del PP, Ciudadanos (Cs), USE Bierzo y el edil no adscrito, Manuel de la Fuente. Los votos favorables de PSOE, Podemos y Coalición por el Bierzo (CB), sumados a la abstención del Partido Regionalista del Bierzo (PRB), fueron suficientes para tumbar las ocho propuestas que figuraban en el orden del día, relacionadas con los impuestos de construcciones, vehículos o bienes inmuebles y con las tasas por la recogida de basura, por las terrazas de la hostelería o por los puestos interiores y exteriores del mercado de abastos.

Al término del debate, el alcalde, Olegario Ramón, tomó la palabra para lamentar el «absoluto sinsentido» que supone celebrar un pleno extraordinario sobre una eventual reforma fiscal cuando el equipo de Gobierno está ya tramitando su propio proyecto. «Es un ejercicio de filibusterismo», señaló el regidor, que acusó a los grupos de la oposición de ser « un peligro público». «Ustedes destrozaron los cimientos éticos de este municipio y ahora quieren destrozar al Ayuntamiento», zanjó.

Antes, los promotores de la propuesta lamentaron que el equipo de Gobierno «escurra el bulto» y se escude en los informes técnicos para negarse a bajar los impuestos. «Ponferrada necesita abordar urgentemente una reforma fiscal», señaló De la Fuente. En la misma línea, el portavoz de USE Bierzo, Samuel Folgueral, recalcó que « si se ingresa menos hay que ser capaz de gastar mejor» y acusó a los responsables del Consistorio de «votar en contra de las propuestas porque no son suyas».

Igualmente, la portavoz de Cs, Ruth Morales, criticó la « gestión nefasta y populista» del actual equipo y calificó de «tomadura de pelo» la rebaja fiscal por valor de 600.000 euros propuesta por los responsables municipales. Por último, el portavoz del PP, Marco Morala, quiso hacerse eco del « clamor popular» en favor de la «insufrible presión fiscal». «Las políticas municipales sólo tienen sentido si mejoran la vida de la gente», destacó Morala.

Críticas al papel de la oposición

Desde las filas del equipo de Gobierno, la portavoz de Podemos, Lorena González, calificó de « execrable» la iniciativa de los grupos oposición y recalcó que los técnicos municipales señalan que aceptar estas propuestas supondría el «suicidio económico» del Ayuntamiento, al incurrir en un déficit de casi ocho millones de euros. «Se me caería la cara de vergüenza», aseguró la representante de la formación morada.

En la misma línea, el portavoz de CB, Iván Alonso, criticó las « propuestas incoherentes e incongruentes» presentadas por la oposición y lamentó participar en el «ridículo espantoso» que a su juicio supone el pleno celebrado hoy. «¡Qué pérdida de tiempo!», señaló.

También fue crítica con el « papel ruin y miserable de la oposición la portavoz del PSOE y concejala de Hacienda, Mabel Fernández, que insistió en que la puesta en marcha de las medidas propuestas supondría la quiebra técnica del Ayuntamiento. «Lo que ustedes proponen es bloqueo para el municipio», concluyó.

La votación quedó decidida cuando el portavoz del PRB, Tarsicio Carballo, anunció la abstención de su grupo ante las «propuestas absurdas e ilegales» del resto de grupos, a los que reprochó que lleven a pleno un «brindis al sol», compuesto por « demagogia barata y política de muy bajo nivel».