El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón. / César Sánchez

Olegario Ramón confía en que el pleno apruebe la rebaja fiscal porque «lo contrario sería política de la mala»

El regidor de Ponferrada asegura que es «la rebaja más ambiciosa que se puede diseñar sin poner en peligro la prestación de los servicios esenciales»

MIRIAM BADIOLA Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se mostró confiado en que el pleno extraordinario que se celebrará mañana, 8 de octubre, apruebe la rebaja fiscal propuesta por el equipo de Gobierno, ya que «es lo lógico y lo normal», de manera que « lo contrario sería política de la mala».

«Supongo que no queremos que no se apruebe una rebaja de impuestos y nosotros hemos diseñado la rebaja más ambiciosa que se puede diseñar sin poner en peligro la prestación de los servicios esenciales», apuntó Olegario Ramón.

El pleno celebrado el pasado 27 de septiembre rechazó la propuesta de reforma fiscal planteada por los grupos políticos del Partido Popular, Ciudadanos, USE Bierzo y el edil no adscrito, Manuel de la Fuente.

Un pleno en el que los votos favorables del Partido Socialista, Podemos y Coalición por el Bierzo, sumados a la abstención del Partido Regionalista del Bierzo, fueron suficientes para tumbar las ocho propuestas que figuraban en el orden del día, relacionadas con los impuestos de construcciones, vehículos o bienes inmuebles y con las tasas por la recogida de basura, por las terrazas de la hostelería o por los puestos interiores y exteriores del mercado de abastos.

Un rechazo al que Olegario Ramón se refirió como «un ejercicio de responsabilidad para proteger al Ayuntamiento de Ponferrada de una bancarrota segura», ya que «de haberse aceptado las pretensiones de PP, USE Bierzo, Cs y del concejal no adscrito, el Consistorio no podría hacer frente al pago de las ayudas sociales, del transporte público, de la limpieza viaria, del salario de los funcionarios o de la limpieza y mantenimiento de los colegios».

Será este viernes cuando el Pleno municipal se reúna de manera extraordinaria de nuevo para votar una nueva propuesta de rebaja impositiva, en esta ocasión planteada por el equipo de Gobierno, para la que el regidor berciano lamentó que «la iniciativa impulsada por la oposición puede provocar que esta no entre en vigor en 2022 debido a la prolija tramitación administrativa que conlleva».

Las «mentiras» del alcalde, según USE Bierzo

Por su parte, desde USE Bierzo aseguraron que el pleno de este viernes refuta «la mentira» del alcalde en cuanto a los plazos para aplicar la reforma fiscal en caso de ser aprobada. «Seguimos desconociendo por qué la convocatoria de una sesión extraordinaria por parte de la oposición demoraba las pírricas medidas del equipo de gobierno, cuando horas después del referido pleno se citaba a los miembros de la Comisión de Hacienda», aseguró su portavoz, Samuel Folgueral.

Para la formación, otra de las supuestas mentiras del regidor ponferradino «refutadas por él mismo» es la ausencia de propuestas por parte de la oposición. «Curiosamente, el cuatripartito votó hace una semana contra v arias propuestas idénticas a las que ahora calcan. La gran diferencia está en que las rebajas defendidas por la oposición no eran sino un complemento a una reforma verdaderamente justa. En el caso de mañana, no hay nada detrás», añadió. Por lo que, USE Bierzo apela a su coherencia para anunciar que no votará en contra «de medidas propuestas hace días por nosotros mismos» pero seguirá afirmando que el equipo de Gobierno «está friendo a impuestos a la ciudadanía para invertirlos en la nada más absoluta».

Con todo ello, la formación recomendó al regidor que « ahorre energías» para la visita de Pedro Sánchez el domingo. «Así quizá pueda preguntar al Presidente del Gobierno por qué As Pontes sí y Compostilla II no, o pedirle consejo sobre cómo pedir subvenciones mientras el Polígono de la Llanada sigue sin glorieta de acceso. Aunque ya conocemos a nuestro alcalde: fuerte con los débiles y débil con los poderosos», concluyó.