Borrar
Imagen de la carretera a Peñalba tras uno de los desprendimientos que tuvo lugar en junio de 2018. César Sánchez
La obra de corrección del arroyo de Peñalba, a la espera de CHMS para su autorización

La obra de corrección del arroyo de Peñalba, a la espera de CHMS para su autorización

Tragsa será la encargada de llevar a cabo la actuación para consolidar la ladera y evitar desprendimientos que vuelvan a provocar el corte de la carretera que llega hasta la localidad ponferradina

Esther Jiménez

Ponferrada

Jueves, 25 de enero 2024, 08:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Todo está preparado para que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil dé su autorización para llevar a cabo la obra de corrección hidrológica del arroyo situado en la carretera que llega hasta uno de los pueblos más bonitos de España, Peñalba de Santiago.

En los últimos años, y sobre todo tras el incendio que asoló la Tebaida berciana en el 2017, el vial ha sufrido numerosos desprendimientos que provocaron su corte al tráfico y que la Diputación de León, titular del mismo, comenzara a buscar una solución. Una de ellas fue habilitar otro acceso al pueblo, el del Alto de la Cruz, a la espera de poder actuar en la carretera LE-5238.

Fue en julio de 2023, en un acuerdo de la Junta de Gobierno de la institución provincial, cuando el contrato mixto para la elaboración de 'Estudios complementarios, redacción de proyecto y ejecución de la obra de corrección hidrológica Arroyo Peñalba' fue encargado a la empresa pública de Transformación Agraria S.A. (Tragsa).

Dicho contrato se formalizó el 1 de agosto de 2023 por un importe de 829.836,18 euros, con un plazo de 12 meses.

El proyecto contempla la ejecución de elementos transversales al cauce que fije el perfil longitudinal del lecho del barranco y evite la erosión de los sedimentos del mismo. En concreto, un dique de cierre inmediatamente aguas arriba de la carretera LE-5238, formado por zapata y estribos de hormigón armado y cuerpo central a base de perfiles de acero; obras de drenaje en los macizos más inestables; y diques de consolidación, constituidos por pantallas dinámicas con elementos prefabricados, en todo el tramo de cauce que atraviesa la ladera inestable.

En la actualidad, según ha confirmado la Diputación de León a este periódico, Tragsa se encuentra a la espera de recibir directrices por parte de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil que garanticen la aceptación del proyecto a redactar y la consecuente autorización de las actuaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios