Confederación invertirá un millón de euros en obras de reparación en la presa de la Fuente del Azufre

El presidente de la CHMS se reunió con la alcaldesa de Ponferrada y el edil de Medio Ambiente. /
El presidente de la CHMS se reunió con la alcaldesa de Ponferrada y el edil de Medio Ambiente.

Marín anuncia el inicio de los estudios para mejorar la capacidad hidraúlica en el segundo brazo del Sil que permitirá acabar con las inundaciones en Toral de Merayo

CARMEN RAMOS ponferrada

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil invertirá 1.070.000 euros en las obras de reparación del cuenco amortiguar de la presa de la Fuente del Azufre de Ponferrada. El anuncio fue realizado este miércoles por su presidente, Francisco Marín, tras el encuentro mantenido con la alcaldesa, Gloria Merayo, en el que se puso sobre la licitación y ejecución de algunas de las actuaciones más demandadas por la ciudad.

Marín avanzó que la licitación de los trabajos se publicará en el BOE esta misma semana o "a más tardar el lunes" para acabar con los problemas de la instalación detectados a raíz de una revisión de seguridad que "afectan a la estructura" debido a la erosión a la que se ha visto sometida en los más de 60 años transcurridos desde su construcción. Una situación que ha hecho que "el cuenco esté muy deteriorado", algo que "podría llegar a afectar a la propia presa", según explicó.

Asimismo, avanzó que el inicio de los trabajos se llevará a cabo en un plazo de cuatro meses coincidiendo con la época de estiaje y reducción del caudal. Unas labores que se prolongarán por espacio de un año, según indicó.

El presidente del organismo de cuenca destacó la importancia de una obra que repercutirá de forma positiva en el empleo en la zona dado que serán "unas quince personas las que estarán trabajando allí" de forma directa y que "movilizará otros empleos secundarios", subrayó.

Acabar con las inundaciones en Toral

Por otro lado, Marín confirmó que la Confederación ha iniciado los estudios del proyecto que permitirá mejorar la capacidad hidraúlica del segundo brazo del río Sil para acabar con los problemas de riadas que ocasionan las crecidas de caudal en Toral de Merayo. En este sentido, quiso dejar claro que "lo que quiero no es meter demasiada prisa a los técnicos porque lo que quiero es que lo hagan bien".

Unos trabajos de los que hasta el momento se desconoce la inversión necesaria por lo que, tal y como señaló, su superan los 200.000 euros se realizarán por procedimien to negociado y si es más se sacará a contrato.

Protección de cauces

Entre las actuaciones que tiene previsto lleva a cabo la CHMS en los próximos meses en la comarca se incluyen los trabajos de eliminación de maleza, arrastres y protección de márgenes en los cauces de los ríos, Sil, Burbia y Cúa, así como en el arroyo de los Barredos, en diversos puntos como San Esteban de Valdueza, Villaverde de los Cestos, Cacabelos, San Román de Bembibre, Almázcara y Camponaraya. Unas labores a las que se destinará un presupuesto de 500.000 euros.

En otro orden de asuntos, la Confederación ha adjudicado a la empresa Excarbi por 120.000 euros la ejecución de las obras de emergencia por los daños causados por las riadas de este invierno en las cuencas Sil y Boeza. Unos trabajos que se iniciarán la próxima semana, según destacó Marín, con una primera actuación en el Oza en Toral de Merayo y en el Sil en Ponferrada y que se extenderá también a Carracedelo y que permitirá resolver los problemas causados también en los regadíos del Bierzo Bajo.

El presidente de la CHMS avanzó también el inicio en los próximos días de las obras de emergencia por los daños de las riadas en las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento en Bembibre, adjudicadas a la empresa Acoval por 122.570 euros. Asimismo, indicó que el organismo de cuenca trabaja ya en la redacción del proyecto de prevención de riesgo de inundaciones aguas arriba del Boeza, para dar "una solución definitiva" a las inundaciones que ocasionan las crecidas en la zona deportiva de El Barco.

El organismo de cuenca proyecta también actuaciones de protección en el río Boeza en Albares de la Ribera, Torre del Bierzo y en la calle Berlanga en Vega de Espinareda.