Exposición 'Papillons, la palabra no dicha' en el Museo del Bierzo de Ponferrada./

Exposición 'Papillons, la palabra no dicha' en el Museo del Bierzo de Ponferrada.

El Museo del Bierzo de Ponferrada abre una exposición para «sentir» el sufrimiento de las mujeres republicanas en cárceles franquistas

La muestra 'Papillons, la palabra no dicha', que permanecerá abierta hasta el 20 de junio, inaugura el programa de actividades de la tercera edición de la Universidad Feminista organizada por la Concejalía de Bienestar Social

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada invita a «sentir» el sufrimiento de las mujeres republicanas presas en las cárceles franquistas. El Museo del Bierzo ha inaugurado este viernes la exposición 'Papillons, la palabra no dicha' que podrá verse de forma gratuita hasta el 20 de junio y que pone de manifiesto la perversión ejercida contra estas mujeres, víctimas de la represión y el miedo.

El alcalde de la ciudad, Olegario Ramón, la edil de Bienestar Social, Lorena González, y la comisaria de la muestra Lidia Martín han puesto de largo una muestra con la que dan comienzo las actividades de la tercera edición de la Universidad Feminista.

El escenario la antigua cárcel de la capital berciana muestra a través de esta exposición la sistematización del sufrimiento y de la moral más perversa por ser republicanas y además mujeres, y revela la cosificación a través de la evocación de las investigaciones eugenésicas del psiquiatra fascista Antonio Vallejo Nájera durante la reclusión de estas mujeres en las cárceles franquistas.

El regidor ponferradino calificó de «interesante, emotiva y simbólica» una muestra que reconoció que «va en la línea de lo que defiende este equipo de gobierno» y que también permite «salvar la deuda que esta ciudad tenía con el feminismo y también con la Memoria Histórica», indicó. Una exposición que habla, a su juicio, «de la inmundicia, del salvajismo y de la inhumanidad» que sufrieron las mujeres republicanas en las cárceles franquistas.

Asimismo, Ramón puso de manifiesto la necesidad de «recordar lo que ocurrió como medida de protección para que no vuelva a ocurrir nunca» y animó a la ciudadanía a «sentir» y «recordar», consciente de que «si olvidamos lo que ha pasado y llevamos a las instituciones a la extrema derecha no estamos libres de que puedan ocurrir cosas que nadie queremos que ocurran», subrayó.

El alcalde de Ponferrada (4I) y la edil de Bienestar Social (2I) presidieron la inauguración de la muestra junto a la comisaria (I).

«Un ejercicio de memoria y feminismo»

La concejala de Bienestar Social, Lorena González, destacó el trabajo y los años de investigación que avalan esta muestra que permite ver en la antigua cárcel de la ciudad la violencia que sufrieron las mujeres republicanas en las cárceles franquistas y puso de relieve como «en contextos de guerra, en regimenes dictatoriales o de privación de derechos humanos las mujeres sufren una violencia específica y se ceba la guerra en sus cuerpos con violaciones sistemáticas utilizadas como arma de guerra». Entiende que es «muy importante recordarlo», por ello considera que la muestra permite realizar «no sólo un ejercicio de memoria y de democracia sino también de feminismo y de igualdad».

La comisaria de la muestra, Lidia Martín, puso en valor el gran trabajo y la documentación que hay detrás de est exposición y subrayó los mensajes que quiere trasladar la exposición. «Tenemos una memoria que rescatar y no podemos pasar por encima» en un país que vivió «uno de los tres regímenes más crueles que ha dado el siglo XX», aseveró.

Cortometraje

'Papilllons, la palabra no dicha' se completa con la proyección de un cortometraje de cinco minutos, basado en entrevistas a reclusas en los años 40 del siglo pasado, en el que la voz del general franquistas Queipo de Llano invita, de una forma subliminal- a los soldados fascistas a la violación de mujeres, un efecto que persiste en la memoria del público que recorre esta exposición.

La muestra se puede visitar de martes a domingo en horario de de 10.00 a 14.00 horas.