Presentación de la tercera edición de la marcha solidaria por la salud mental del Bierzo. / César Sánchez

La III Marcha por la Salud Mental del Bierzo recaudará fondos para la obra del antiguo colegio de Flores del Sil

La prueba constará de un recorrido de cinco kilómetros con salida y meta en el Hospital del Bierzo

D. ÁLVAREZ Ponferrada

La concejala de Bienestar Social, Infancia e Igualdad de Ponferrada, Lorena González, presentó este jueves la tercera edición de la Marcha Solidaria por la Salud Mental del Bierzo, organizada por la delegación comarcal de la asociación Salud Mental León. El evento tendrá lugar el próximo 6 de noviembre y persigue el doble objetivo de dar visibilidad a estos trastornos que afectarán a lo largo de la vida a una de cada cuatro personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de recaudar fondos para la obra de acondicionamiento de las instalaciones cedidas por el Ayuntamiento en el antiguo colegio de Flores del Sil.

Según explicó la directora de la asociación en Ponferrada, Ana Isabel Urones, los técnicos están trabajando en la actualidad en la redacción del proyecto de obra para transformar estas instalaciones en un nuevo centro de día para atender a personas con problemas de salud mental. Al respecto, Urones recordó la necesidad de conseguir financiación para los trabajos y animó a las empresas de la comarca a efectuar donaciones a una asociación que atiende a diario a más de 200 personas aquejadas de esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión o ansiedad.

Este año, las marcha solidaria se centra en los problemas que afectan a la infancia, la adolescencia y la juventud, bajo el lema 'Dale like a la salud mental'. Con salida y meta en el Hospital del Bierzo, la prueba pretende formar una «gran marea naranja» a lo largo de los cinco kilómetros de recorrido. Las inscripciones tienen un precio de seis euros, recordó la directora de la entidad, que recordó que la última edición de la marcha fue capaz de recaudar casi 5.000 euros.

En representación de la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi), la psiquiatra infantil Flora Vega comprometió el apoyo de la unidad de salud mental en el objetivo de abordar un «problema de salud pública bastante relevante dentro del ámbito de la atención primaria». «Cada vez tomamos más conciencia de que es un problema con tratamiento», explicó Vega, que reconoció que este tipo de casos sufre un «aumento exponencial» en los últimos años.

Por su parte, González destacó la que «las enfermedades mentales no son algo raro, han sido algo oculto» y reconoció que «queda mucha pedagogía por hacer». «La salud mental es una tarea pendiente como país», apuntó la edil, que recordó que un 90 por ciento de las personas que se suicidan padecen algún trastorno o enfermedad mental.