Borrar
Los concejales Lidia Coca y David Pacios durante la comparecencia sobre la ZBE. César Sánchez
El gobierno de Ponferrada teme una ZBE impuesta por Europa mucho más restrictiva

El gobierno de Ponferrada teme una ZBE impuesta por Europa mucho más restrictiva

PP y CB están estudiando las consecuencias del rechazo por parte de la oposición a la ordenanza de la ZBE y que conllevaría la devolución de una subvención de 2,4 millones de euros

Esther Jiménez

Ponferrada

Jueves, 16 de mayo 2024, 13:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada, formado por PP y CB, teme que Europa imponga en la capital berciana una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) mucho más restrictiva, similar a la de ciudades como Madrid o Barcelona, después de que la oposición rechazara en el pleno la ordenanza elaborada por populares y bercianistas.

De hecho, la concejala de Urbanismo, Lidia Coca, explicó que Ponferrada tendrá ZBE sí o sí, ya que «cuando en el 2021 Olegario Ramón metió a Ponferrada en el lío del proyecto 4.0, desde ahí ya estamos metidos en la ZBE».

Lo único que será «más restrictiva» y que «va a considerar a Ponferrada como si fuera Madrid, como si tuviéramos unos niveles de contaminación tremendos, cosa que no es», lamentó Lidia Coca. Además, el gran problema es que el Ayuntamiento tendrá que devolver 2,4 millones de euros de una subvención que ahora no se cumple, ya que el objeto de la misma era contar con un reglamento y una ordenanza «y ahora mismo no lo tenemos».

Por ello, en la actualidad están analizando las consecuencias de ese incumpliento y si todavía habría tiempo material para poder aprobar, con algún tipo de consenso con alguno de los dos grupos de la oposición, PSOE y VOX, la ordenanza con la que el equipo de gobierno «habíamos conseguido transformar un problema heredado y conseguir que el centro, nuestros comerciantes y hosteleros no se vieran afectados por lo que quería hacer el señor Olegario Ramón, que es restringir el centro».

En ese sentido, Coca fue muy crítica tanto con el PSOE como con VOX. A los socialistas y en concreto a su portavoz, Olegario Ramón, afeó la presentación de las enmiendas durante el pleno y no en la comisión informativa. «Le consideraba una persona con altura de miras pero nos ha demostrado lo contrario, que tiene demasiado ego como para pensar en los ponferradinos, en nuestro comercio y nuestro centro», apuntó. Y en cuanto a la portavoz de VOX, Patricia González, la edil señaló que «no es de Ponferrada, no conoce Ponferrada y parece que poco le importa el comerico de nuestra ciudad».

Por su parte, el concejal de Comercio, David Pacios, volvió a poner en tela de juicio la «falta de criterios» del PSOE para elaborar la Zona de Bajas Emisiones, saltándose «todas las directrices que hay que tener en cuenta para redactar ese proyecto». «Lo único que les importó fue coger los 2,4 millones antes de las elecciones sin importarles las consecuencias que ahora estamos padeciendo los ponferradinos y asumiendo el actual equipo de gobierno», aseguró y pidió «dejar de lado esa política caciquil, rastrera intentando asustar a nuestros vecinos con cosas tan importantes como su salud».

Además, Pacios apuntó que después de Semana Santa se instaló un nuevo sensor en la Plaza Lazúrtegui, en pleno centro de la ciudad y de la ZBE, y desde entonces «no ha superado ni una vez» los parámetros marcados por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud. Por lo que «Ponferrada no se parece en nada» a las 14 grandes ciudades que sí que tienen más niveles de contaminación.

En cuanto a la postura de VOX, el edil aseguró no entenderla porque «no está ni se le espera». «Podemos creó la ley del Sí es Sí y VOX en Ponferrada se ha instalado en la del no es no sin importar las repercursiones que estó tendrá entre los comerciantes y el centro».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios