La Fundación Hospital de la Reina busca una empresa interesada en explotar turístamente la parte sur de monasterio de Montes

Nuevo Centro de Recepción de Visitantes e Iniciativas del monasterio de San Pedro de Montes de Valdueza./
Nuevo Centro de Recepción de Visitantes e Iniciativas del monasterio de San Pedro de Montes de Valdueza.

Invita a cualquier promotor a presentar un proyecto para reformar la parte alta de las celdas a fin de habilitar «espacios íntimos» para que pueda transformarse en un «lugar de hospedaje»

CARMEN RAMOS Ponferrada

La Real Fundación del Hospital de la Reina busca una empresa interesada en explotar turísticamente la planta alta de la parte sur del edificio del monasterio de San Pedro de Montes de Valdueza. El administrador de la Fundación, Antolín de Cela, explicó este lunes que hasta el momento se han mantenido contactos con dos empresas para llegar a un acuerdo pero no ha sido posible. «Ninguno de los dos ha cuajado», reconoció.

Es por ello que De Cela invita a cualquier promotor interesado en sacar adelante la iniciativa a presentar un proyecto a la Fundación «porque el Hospital también busca alguna solución», señaló. La idea «es hacer un lugar donde se pueda hospedar gente», indicó el administrador de la Fundación que avanzó la necesidad de acometer una reforma en la parte de las celdas que permita habilitar «espacios íntimos» para que pueda transformarse en un «lugar de hospedaje».

Los trabajos de rehabilitación y restauración del ala oriental del monasterio de San Pedro de Montes de Valdueza ejecutados por una inversión de casi un millón de euros dejaron el espacio dividido en dos niveles, con una planta baja que acoge una gran sala polivalente de 150 metros cuadrados, destinada a exposiciones, conferencias o celebraciones sociales. En la planta alta hay cinco dependencias que pueden utilizarse como dormitorios en formato de albergue. En total, la intervención ha afectado a una superficie de más de 1.000 metros cuadrados.

El monasterio recibe cada año entre 1.500 y 2.000 visitas, según apuntó la guardesa , Pilar Hermosa. Reconoce que «no son muchos» pero constituyen un volumen importante para garantizar el mantenimiento de las instalaciones. A ello se unen las visitas guiadas que puen realizarse todos los fines de semana y días festivos.