El rey Felipe VI saluda a los ponferradinos en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada con la panadería Liébana al fondo. / César Sánchez

Felipe VI vuelve a Zarzuela con un buen sabor de boca: una empanada berciana del Liébana

Las dependientas de la panadería situada en la plaza del Ayuntamiento entregaron al rey de España una rica empanada elaborada con carne, bacon, acelgas y cebolla, receta de la casa

C. RAMOS | E. JIMÉNEZ Ponferrada

Felipe VI se lleva a la Zarzuela un buen sabor de boca. Y nunca mejor dicho, teniendo en cuenta que entre los obsequios que recibió el monarca en su visita a Ponferrada destaca una suculenta empanada berciana gentileza de la panadería Liébana situada en la plaza del Ayuntamiento de la ciudad.

Aprovechando la presencia del rey de España las dependientas del establecimiento, uno de los que más exquisitas empanadas elabora de la capital berciana, no dudaron en salir de la tienda y entregarle en mano a Felipe VI una rica empanada elaborada con carne, bacon, acelgas y cebolla para ir abriendo boca en su viaje de regreso a palacio.

El monarca dejó el gustoso obsequio gastronómico a buen recaudo en manos del equipo de seguridad de la Casa Real que instantes después no dudaron en entrar de nuevo al Liébana para agradecer el gesto. «Muy buen detalle», indicó un agente a una de las dependientas.