La empresa Tvitec inicia las obras de su nueva fábrica de carpintería de aluminio en El Bayo que abrirá en marzo de 2020

De izquierda a derecha, el director general de Tvitec, Javier Prado, el presidente de Isolar Glas, Hans Joaquim Arnold, y el ejecutivo de ventas de Tvitec, Ramón Soler, durante la celebración de las jornadas desarrolladas en Ponferrada./CARMEN RAMOS
De izquierda a derecha, el director general de Tvitec, Javier Prado, el presidente de Isolar Glas, Hans Joaquim Arnold, y el ejecutivo de ventas de Tvitec, Ramón Soler, durante la celebración de las jornadas desarrolladas en Ponferrada. / CARMEN RAMOS

Ponferrada acoge las jornadas técnicas de Isolar Glas, la mayor asociación de fabricantes de vidrio de Europa, con participantes de Italia, Alemania y Portugal

CARMEN RAMOSPonferrada

La empresa de vidrio Tvitec tiene previsto abrir en el mes de marzo de 2020 su nueva fábrica de carpintería de aluminio, ventanas y fachadas en el polígono de El Bayo de Cubillos del Sil. La multinacional de acristalamiento berciana ya ha iniciado los trabajos de construcción de la planta que prevé finalizar en el mes de octubre de cara equiparla y dotarla de la maquinaria necesaria para comenzar a incorporar a los trabajadores de una plantilla que estará conformada por entre 50 y 100 empleados.

«Ahora mismo estamos en la cimentación del edificio, la fábrica estará terminada a finales de octubre, luego tenemos que montar maquinaria, yo creo que a finales de febrero o marzo estará lista», explicó el director general de la compañía de acristalamiento berciana, Javier Prado, durante la celebración en Ponferrada de las jornadas técnicas de Isolar Glas, la mayor asociación de fabricantes de vidrio aislante de Europa, para conocer los últimos avances y tendencias en vidrio arquitectónico. Se trata de un encuentro que reúne por primera vez de la mano de Tvitec en El Bierzo y fuera de Alemania a 60 técnicos, transformadores y expertos en vidrio arquitectónico y representantes del mundo del acristalamiento de Italia, Alemania y Portugal.

En este momento la compañía cuenta una plantilla conformada por 500 trabajadores a los que sumarán entre 50 y 100 más con el nuevo proyecto que se pondrá en marcha a comienzos del próximo año y con el que viene a consolidar su apuesta de expansión en la comarca.

La nueva factoría se ubica en una parcela de 26.000 metros cuadrados en el polígono de El Bayo que se sitúa en las inmediaciones de la actual planta y supone una inversión de 15 millones de euros.

De esta forma Tvitec continúa su expansión tras la nueva línea de vidrio curvo que se puso en marcha en el mes de abril con la creación de 30 empleos, que llegarán hasta los 80 en una primera fase, tras una inversión de 20 millones de euros.

El director general de la firma de acristalamiento berciana valoró el «buen momento» que afronta la compañía que continúa participando en los proyectos más punteros de acristalamiento a nivel mundial. «Estamos contratando bien y muy afianzados en el mercado americano y europeo», destacó Prado. El último proyecto en que la firma ha participado es en el Four Seasons One Dalton Hotel, el edificio residencial más alto de Boston.

Las jornadas

El director general de Tvitec, Javier Prado, destacó la importancia de las jornadas técnicas de Isolar Glas que reúnen por primera vez a lo más granado en lo que a arquitectura y tecnología del acristalamiento a nivel mundial se refiere y que suponen una puesta al día de conocimientos y de experiencias. «Este encuentro nos permite cambiar impresiones de cómo va el año, de hacia dónde va el mercado, de qué cosas nuevas se van pidiendo, en definitiva de cómo va evolucionando el sector», indicó. En este sentido, Prado valoró la situación «puntera en tecnología» a nivel mundial de Isolar en vidrio arquitectónico en los más de 40 países donde está establecida.

Las jornadas suponen, además, para los participantes un acercamiento a la comarca abriéndoles la posibilidad de conocer su cultura, su gastronomía y sus rincones más emblemáticos. No en vano, mañana viernes los expertos recorrerán el paraje Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas, además de Molinaseca y el Palacio de Canedo. «Se trata de que nos conozcan, que estén en nuestra casa, en nuestros restaurantes, en nuestros hoteles y que promocionemos un poco la comarca ya no sólo desde el punto de vista profesional sino también del turismo», subrayó Prado.