El presidente del comité de FCC en Ponferrada, Javier Gómez. en los actos de la festividad de San Martín de Porres. / carmen ramos

El comité de FCC denuncia que la plantilla del servicio de limpieza y basura «cada vez estamos peor» con operarios subcontratados «por la mitad del coste salarial»

Los trabajadores del servicio de limpieza y recogida de basuras critican que el servicio de recogida de residuos establece «zonas de primera y de segunda» en la ciudad / El alcalde defiende la mejora de ambos servicios con un 30% más de personal y la incorporación de nueva maquinaria

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El comité de empresa de FCC denuncia que con los nuevos contratos de limpieza y basura de Ponferrada la plantillla «está cada vez peor». «Ellos siguen su curso tanto Ayuntamiento como empresa creíamos que era imposible y se han superado le felicitamos por ello porque cada día estamos peor», indicó su presidente Javier Gómez.

Los 72 trabajadores de FCC arrementen contra la subcontratas de servicios de trabajos directos con centros especiales de empleo, algo que «se ha negado siempre y es totalmente falso que nos las haya», señaló Gómez, teniendo en cuenta que «ahora mismo tenemos cuatro empresas: FCC Medioambiente con la recogida, el servicio de limpieza con FCC dividido con dos empresas y dos subcontratas, la de limpieza viaria y de recogida que se encargan de recoger los contenedores», explicó el representante sindical.

Desde el comité critican que las condiciones de los empleados de las subcontratas, unos 15 operarios según la empresa y que llegan a 25 según el comité -muy por encima del límite de la subcontratación del 10% que fija el pliego- se rigen por un convenio especial «por debajo de las condiciones del pliego que dicta que tienen que tener el convenio provincial y en este caso no es así es gente precaria, está muy por debajo de nosotros, estamos hablando quizá de la mitad del coste salarial».

El alcalde de Ponferrada asistió a los actos de patrono de los servicios de limpieza. / César Sánchez

Zonas de primera y de segunda

El presidente del comité de FCC denunció, además, que el servicio de recogida de residuos establece «zonas de primera y de segunda» en la ciudad dado que aunque se haya retomado de forma diaria en los barrios de Cuatrovientos y Flores del Sil «la avenida de España o la calle Ancha se limpia siete veces al día y los barrios de la gente humilde y trabajadora se limpian una sola vez».

Desde la parte social esperan que la empresa se siente a negociar el nuevo convenio denunciado desde el año 2015 «porque no nos han dejado negociar ningún convenio al respecto» lo que ha provocado que «no hemos tenido ninguna subida salarial desde el 2011». Es por ello que no descartan buscar «una salida digna a los derechos de los compañeros». Advierten, en este sentido, que «vamos a luchar por ello tengamos lo que tengamos que hacer».

Olegario Ramón: «La situación es mucho mejor»

Una visión muy distinta tiene el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, de la situación al considerar que «este año hay más razones para celebrar la festividad» de San Martín de Porres «dado que afortunadamente hemos conseguido que hubiera un nuevo contrato, dos servicios, con una situación que era muy mala». Destacó en este sentido, la mejora de la limpieza viaria y la recogida de residuos en la ciudad con un contrato. «Ponferrada puede celebrar que tiene muy buen servicio», señaló, convencido de que se mejorará más aún «cuando se puedan llevar a cabo las labores de baldeo.

Ramón puso de relieve mejoras como la recuperación del servicio diario en los barrios de Cuatrovientos y Flores del Sil, el refuerzo de la recogida de enseres, la multiplicación hasta por diez de la recogida de cartón y envases y la creación de un servicio para recoger cartón en empresas. Desde el punto de vista de la limpieza, el regidor ponferradino destacó el refuerzo de servicios por las tarde, la incorporación de nueva maquinaria y «mucho más personal, más de un 30% más de personal pasando de 17 a 35 trabajadores en limpieza y de 47 a 63 en recogida de residuos sólidos. «La situación es mucho mejor», recalcó el primer edil que defendió que los trabajadores subrogados «tienen los mismos derechos». «Hemos solucionado el problema principal que tenía la ciudad desde el año 2014», concluyó.