Un total de 400 voluntarios estuvieron al frente de los talleres de la Ciudad Mágica de Ponferrada. / César Sánchez

La Ciudad Mágica cierra sus puertas tras la visita de 65.000 niños y jóvenes a sus talleres

Los voluntarios de Cima Integra atendieron a más de 200 personas con necesidades especiales en las actividades de apoyo e integración

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Ciudad Mágica (Cima) de Ponferrada ha cerrado su 35 edición con la participación 65.000 niños y jóvenes en los 36 talleres de actividades instalados en el parque del Temple. El periodo de tiempo en el que se contabilizaron más visitas fue la tarde del sábado 3 de septiembre, en la que se registraron cerca de 8.500 accesos a los diferentes talleres.

Dentro de estos talleres cabe destacar los casi 20.000 usuarios de los elementos hinchables o los cerca de 5.000 que hicieron uso del 'locotren', que hacía recorridos periódicos por el parque. Los talleres de transformación registraron la participación de otros 5.000 jóvenes y los voluntarios de Cima Integra atendieron a un total de 206 personas con necesidades especiales en los talleres de apoyo e integración.

El pregón inaugural a cargo del chef del restaurante Muna, Samuel Naveira, inauguró el pasado jueves la XXXV edición de Cima, en presencia del alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, y de la concejala de Juventud y Fiestas, Lorena Valle. La edición que ahora se cierra contó con casi 400 voluntarios, la mayoría de ellos jóvenes de la ciudad.