Borrar
Carmen Abelairas y Duci Prieto ante las instalaciones de las piscinas climatizadas del Toralín en Ponferrada. Carmen Ramos
El caos de las piscinas climatizadas de Ponferrada: «Estamos hacinados»

El caos de las piscinas climatizadas de Ponferrada: «Estamos hacinados»

Los usuarios exigen al Ayuntamiento la reapertura de las instalaciones del Toralín que llevan un año cerradas y sin acometer las obras de reparación previstas

Carmen Ramos

Ponferrada

Viernes, 28 de junio 2024, 08:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un año de paciencia que no da para más. Los usuarios de las piscinas climatizadas de Ponferrada están al límite y exigen al Ayuntamiento con cerca de 4.000 firmas la reapertura urgente de las instalaciones del Toralín.

Duci Prieto y Carmen Abelairas son dos ejemplos de lo que es vérselas y deseárselas para dar una brazada. Siempre han sido usuarias de las piscinas pero desde el cierre de las instalaciones del Toralín hace un año llevan sufriendo los problemas de sobresaturación que hacen imposible la práctica del deporte de la natación.

«Estamos hacinados, para nadar es horroroso, por la tarde ya es imposible y por la mañana están los de aquagym, aquaerobic, las embarazadas, ahora en octubre empieza Tafad, los socorristas, los cursillos de la gente mayor... es que estamos súpersaturados, nadando muchísima gente en cada calle», lamenta Duci.

Los usarios y usuarias de las piscinas climatizadas no entienden que desde el Ayuntamiento se diga que pueden estar hasta 25 personas en cada calle. «Eso es una salvajada. Tres se nada regular, cuatro como no nade todo el mundo igual, al mismo ritmo, con el mismo estilo, es imposible», remarcan. Todo ello teniendo en cuenta que «en cada calle se mete una que nada bien, uno que nada mal, otro que está aprendiendo, es imposible», insisten.

Los afectados denuncian, además, los problemas de espacio que existen en los vestuarios y en las duchas. Una situación con la que se ven obligados lidiar día a día tanto aficionados como deportistas profesionales y todas las personas que utilizan la natación como una forma de cuidar su salud o recuperarse de alguna dolencia. «Están a tope, todo está a tope, súpersaturado», lamenta Duci.

«No se sabe nada de nada»

El Ayuntamiento de Ponferrada decidió no abrir las puertas de las piscinas climatizadas del Toralín en esta última temporada debido a los graves daños estructurales que presentaban, según el informe realizado por los técnicos municipales. El alcalde, Marco Morala, llegó a cifrar las obras a acometer en 2,5 millones de euros.

Los usuarios y usuarias temen que esta situación pueda ir para largo teniendo en cuenta que después de un año cerradas «no se sabe nada de nada» de los trabajos. «Luego dice paciencia el alcalde, llevamos un año de paciencia, un año que no lo han llevado a pleno, que no lo han sacado a concurso, que no se sabe nada, de nada, de nada», insisten. «Preguntas y dicen que es carísimo, si llega a ser un campo de fútbol en dos días se hace».

«Queremos una solución ya»

Así las cosas y sin ningún movimiento, de momento, por parte del Ayuntamiento, mucho se temen que la situación pueda prolongarse, «que no se mueva nada» incluso hasta las próximas elecciones municipales «y que lo metan en el programa».

Por ello los usuarios y usuarias de las piscinas climatizadas exigen soluciones inmediatas y no descartan llevar a cabo nuevas acciones para reclamar la pertura de las instalaciones del Toralín. «Queremos una solución y que sea ya porque en octubre esto va a ser horroroso, quedarán solo tres calles para todos los usuarios en unas instalaciones que acogen a toda Ponferrada y alrededores».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios