El Ayuntamiento de Ponferrada restituye la placa conmemorativa destruida por un acto vandálico junto al puente García Ojeda.

El Ayuntamiento de Ponferrada restituye la placa conmemorativa destruida por un acto vandálico junto al puente García Ojeda

Recuerda el 150 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y Japón / La lámina había sido colocada por el Consistorio en 2018 y vandalizada con fuertes golpes

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada, a través de una iniciativa promovida por la Concejalía de Cultura, ha colocado una nueva placa de metracrilatoconmemorativa del 150 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y Japón.

Esta nueva lámina viene a sustituir a la que se colocó inicialmente en mayo de 2018 en un soporte metálico ubicado las inmediaciones del puente García Ojeda, delante del Castillo de los Templarios y que fue objeto de un ataque vandálico que la dejó completamente destrozada.

La reposición de la placa ha respetando su diseño original así como el texto primitivo y ha sido replicada en un material de mayor resistencia que el que fue objeto de vandalización. También se ha realizado la limpieza de la pintura sobre el acero, y diferentes trabajos de limpieza de grafitis en el entorno de la fortaleza, según informaron fuentes municipales.

Imagen del acto vandálico en la placa de la unión entre Ponferrada y Japón.

'Ruta de los 84 templos de Shikoku'

En mayo de 2018 el Ayuntamiento de Ponferrada, en colaboración con la Embajada de Noruega en España, con una delegación japonesa de la 'Ruta de los 84 templos de Shikoku', con la Sociedad Hispánica de Yokohamase y con la Asociación de Municipios del Camino de Santiago de Invierno, realizaron un acto oficial que, entre otras actividades, incluyó la realización de un tramo del Camino de Santiago, la plantación de unos simbólicos cerezos y la colocación de una placa conmemorativa en el entorno del Castillo.

Dicha placa contenía fragmentos de texto en castellano y japonés y los logotipos de las entidades participantes. La plancha se colocó en las inmediaciones del puente García Ojeda, en el inicio de uno de los senderos que permite caminar por la ladera del río Sil. Como soporte, la Escuela Taller Municipal realizó una pieza de acero corten.

Además de la completa destrucción de la placa original, los actos vandálicos también se cebaron con la pieza de acero que la enmarcaba y que a su vez formaba parte del soporte y que fue grafiteada.