Borrar
Ángel Escuredo es el organizador del Planeta Sound que se celebra del 12 al 14 de julio en Ponferrada. E.Jiménez
Ángel Escuredo: «Nuestro objetivo es llenar Ponferrada de gente feliz»

Planeta Sound 2024

Ángel Escuredo: «Nuestro objetivo es llenar Ponferrada de gente feliz»

El principal responsable del Planeta Sound confía en que el festival se desarrolle sin incidentes y que la gente disfrute de las numerosas actuaciones que durante 3 días llenarán la capital berciana de música y buen rollo

Esther Jiménez

Ponferrada

Jueves, 11 de julio 2024, 08:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ponferrada está casi lista para vivir desde este viernes, 12 de julio, una nueva edición del Planeta Sound. Un festival que al principio se proyectó como algo más pequeño pero que ya con su primera edición se convirtió en un gran evento que atrajo a miles de personas y que año tras año ha conseguido labrarse una muy buena reputación entre los amantes de la música indie. Ángel Escuredo, organizador, hace un repaso por la historia del Planeta Sound, donde los «turistas interestelares» son los auténticos protagonistas.

Ya no queda nada para la cuarta edición del Planeta Sound, ¿cómo vives estos días previos?

Con mucho lío, muchas carreras, todo el día de arriba para abajo corriendo y con muchas ganas de que llegue el viernes y se nos llene el recinto de gente

Estáis en plena fase de montaje tanto del escenario principal como del propio recinto, ¿qué es lo más complicado de estos días?

Precisamente el montaje, al final la previa es un año de trabajo, pero trabajo de oficina, de teléfono, pero los diez días antes del festival, que es cuando ya llegas al recinto, empiezas a vallar, empiezan a meter material y a montar, eso es lo complicado porque siempre surgen imprevistos, siempre salen cosas nuevas, siempre hay que ir apagando fuegos, entonces es lo complicado.

Se prevén unas 12.000 personas durante estos tres días en Ponferrada, ¿cómo se prepara una logística de esas características?

Al final la logística del alojamiento es algo que no depende de nosotros, excepto por el camping, que es un servicio que nosotros damos y que ahí sí que todos los años viene mucha gente a acampar. La gente se busca un poco la vida, sabemos que hay mucha gente que viene de hotel porque, a la vista está que están llenos, casas rurales, Airbnb y demás y sabemos que hay mucha gente que se trae a sus amigos de fuera a sus casas durante estos días, entonces llenamos la ciudad de gente.

Y entonces en el camping, ¿cuánta gente estará?

En el camping este año todavía no lo sé, pero otros años se han apuntando entre 300 y 400 personas. Sí que es verdad es que esta es la semana en la que se vende más camping porque no hay otras opciones de alojamiento en la ciudad, entonces la gente como no les queda otro remedio pues reserva ahí.

El festival nació en el año 2019, ¿cómo os dio por lanzaros a esta aventura loca de organizar un festival de estas características?

Se gestó en 2018 para nacer en 2019 y realmente se nos fue de las manos. Yo tengo una marca de ginebra y vermut, que es 987, y empecé pensando en hacer un pequeño evento para la marca, una foodtruck con un grupo local y hacer un evento que fuera recurrente con la marca. Cuando empezamos a mirar solicitudes con el Ayuntamiento, recintos, dónde lo hacemos, dónde no lo hacemos, empezaron a ofrecernos sitios que se nos quedaban o un poco grandes o un poco pequeños. Los que se nos quedaban pequeños los fuimos descartando y al final como el que nos ofrecieron fue el Colomán Trabado en aquel caso era grande, el proyecto fue cogiendo un volumen muy grande que al final tuvo que salirse de lo que era 987 porque creció tanto que se nos fue. Y en lo que ha derivado.

¿Por qué música indie?

Porque al final, cuando arrancas un proyecto, buscas hacer algo que te guste y quizás a mí y al equipo de gente con el que trabajo era lo que más nos gustaba o con lo que más nos sentíamos identificados o lo que más en nuestro día a día veíamos u oíamos y por eso al final buscas ir un poco a lo que te gusta.

«Empecé pensando en hacer un pequeño evento para mi marca y se nos fue de las manos»

Me imagino que con el paso de los años y la experiencia ganada, la organización es más fácil, ¿pero cómo fue esa primera edición?

Era todo nuevo, reunimos un grupo de personas que sabían detrás de lo que andaban y desde el principio también los patrocinadores que hemos tenido nos han ayudado mucho, sobre todo Mahou, que tiene mucha experiencia en eventos y lleva con nosotros desde el principio. El Ayuntamiento también ha colaborado desde el principio con nosotros y gracias un poquito a todos hemos ido aprendiendo de los errores y seguro que seguiremos aprendiendo de los errores 20 años más, dios quiera, porque siempre salen cosas nuevas, cosas distintas que cada año nos hacen aprender y mejorar, o eso espero, que mejoremos, yo creo que ya cada año estamos mejorando un poquito.

La del 2019 fue ya un éxito que luego se vio truncado por la pandemia...

Sí, para ser ser el primer año quedamos muy contentos, todo salió bien pero luego fueron dos años muy duros, para todos, al final en las circunstancias de la vida al que más y al que menos se le paralizó su proyecto, su vida, lo que fuera, y fueron dos años de travesía muy duros porque cuando empiezas un proyecto como el nuestro el primer año, segundo, tercero, son años en los que normalmente no generas tanto como lo que gastas y al final si encima el primer año no generamos lo suficiente y tuvimos que estar dos años esperando para volver a facturar, aunque hicimos dos ciclos en el auditorio sentados, pero ya no es lo mismo, eran muy limitados de público, al principio eran 800 personas, luego mil, sentados, con mascarillas, aquello era un rollo.

Y en 2023 os tocó un cambio de ubicación, del Colomán Trabado al Parque del Oeste en la Rosaleda. ¿Fue positivo o negativo?

Los cambios en todos los ámbitos de la vida son, cuanto menos, inquietantes o difíciles. Para mí cuando me dijeron en el Ayuntamiento que teníamos que cambiar no fue una buena noticia. Es cierto que el año pasado estuvimos aquí (Parque del Oeste), aquí es más complicado que en el Colomán porque hay que montar más cosas, hay que cerrar el recinto, no hay las mismas infraestructuras. Para trabajar para mí era mejor el anterior recinto pero sí que es cierto que todo el público que entró el año pasado en el recinto nuevo nos ha dicho que le ha gustado más, que es más cómodo, más amplio. Entonces como al final lo que importa son nuestros turistas interestelares, si a ellos les gusta más esto, nosotros encantados.

Un público que además es fiel ya a este festival, ¿verdad?

Sí, hay mucha gente que sí, los tenemos de los que ya llevan desde 2019 repitiendo año tras año y siempre hay gente nueva. Algunos van, otros vuelven, pero sí hay mucha gente que es fiel.

«Aunque no somos de los grandes, somos un festival ya casi de ámbito nacional»

Y ya no solo el público, también los artistas que ven en este escenario un punto de referencia al que volver a tocar, como es el caso de Viva Suecia o Depedro, que ya abrieron el festival en 2019.

Al final sí que hay artistas que repiten, quizás para nosotros no sea lo ideal pero también son grupos que van cambiando de disco, van creciendo, van haciendo cosas distintas y el público nos lo demanda y por eso vuelven otra vez. Además, a las bandas grandes siempre les gusta estar en los festivales grandes y nosotros encantados de recibirles.

El Planeta Sound ya se ha convertido en todo un referente en el mapa de festivales veraniegos, ¿no?

Yo creo que hay festivales mucho más grandes y que seguro que lo hagan mucho mejor que nosotros pero creo que estamos en un punto en el que somos conocidos, que recibimos público de toda España, así que creo que se puede decir que, aunque no somos de los grandes, somos un festival ya casi de ámbito nacional, además hacemos un esfuerzo grande en comunicación para poder serlo y llegar a todos los puntos de España.

Para finalizar, ¿qué esperas de esta cuarta edición del festival?

Nuestro equipo siempre decimos lo mismo, decimos que nuestro objetivo es llenar Ponferrada de gente feliz, entonces es lo único que queremos. Y yo siempre como responsable añado una última cosa además de lo de la gente feliz y es que nadie se haga daño. Que la gente se lo pase bien, que no haya ningún problema, que nadie se haga daño y que lleguemos al domingo cansados pero contentos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios