Borrar

Ana Gago

Ponferrada

Viernes, 19 de abril 2024, 08:12

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la madrugada de cada 6 de enero, noche de Reyes, los villafranquinos cuelgan un «troxo», el tallo de una berza de gran tamaño, en los balcones de los solteros de cierta edad. «De ahí surgió el dicho de que el troxo hace las veces de novio de los que han pasado muchas Navidades, pero pocas noches buenas», explica Javier, villafranquino y miembro del Burval.

Esta tradición requiere equilibrio y discreción, «ya que la gracia está en no ser descubierta en el momento de dejar el regalo en el balcón», explica Javier. Sin embargo, «las gentes de Villafranca ya están acostumbradas y suelen tomarse este gesto con cariño, aunque siempre cabe la posibilidad de que alguno devuelva el cumplido con un chorro de agua fría o un saludo poco amistoso», confiesa.

La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca
La tradición de «los troixos» de Villafranca

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

La tradición de «los troixos» de Villafranca