Teresa Ribera ve «prácticamente imposible» la existencia de centrales térmicas de carbón rentables más allá de 2030

El comisario europeo de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. /EFE
El comisario europeo de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. / EFE

La ministra de Energía advierte de que «en la transición ecológica habrá ganadores y perdedores» y asegura que no hay nada más que hacer sobre la continuidad de las minas a partir del 31 de diciembre

PALOMA LAMADRID / J. CARLOS ABAD

«En este asunto este Gobierno se lo ha encontrado todo hecho. No hay más que hacer. Solo trabajar con las personas, los sindicatos y los trabajadores, a los que todavía no se les ha ofrecido con seriedad una alternativa». Así de rotunda se mostró Teresa Ribera sobre la continuidad de las minas de carbón a partir del próximo 31 de diciembre. La ministra para la Transición Ecológica señaló, en una entrevista en 'El País', que este «es un debate estéril que crispa donde no debería».

Pero para afrontar ese proceso de descarbonización, la ministra reiteró que la intención del Gobierno central es la de «buscar las soluciones locales que permitan un futuro económico inversor, solidario, de capacitación y recualificación profesional que dé perspectivas de estabilidad» a los habitantes de las comarcas mineras.

Es por ello por lo que Ribera puso el acento en la urgencia de ofrecer «incentivos» para fijar la población en las zonas afectadas. O lo que es lo mismo, establecer nuevos mecanismos financieros similares a los fondos mineros. «Sabemos que no es fácil, pero es importante que se haga desde la cercanía. Hay que ofrecer un futuro y no solo decir que se mantenga lo que hay, aunque no tenga ningún sentido», subrayó Ribera.

No obstante, admitió la ministra que «está claro que va a haber ganadores y perdedores en este cambio tan importante de la economía, pero lo que hay que facilitar es que todo el mundo encuentre un espacio dentro de las apuestas ganadoras». Ofrecer un futuro a los trabajadores afectados por el cambio de modelo energético es una prioridad para el Gobierno, apuntó.

Ribera puso el acento en la urgencia de ofrecer «incentivos» para fijar la población en las zonas afectadas

De hecho, el presidente, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ya mantuvieron encuentros con sindicatos para tratar este delicado asunto. Y Teresa Ribera espera hacerlo «muy pronto». «Hay una visión de conjunto en la transición ecológica que va más allá de la sectorial. Lo que importa es que todos los trabajadores tengan posibilidades de futuro», destacó Ribera.

Respecto a las térmicas, la ministra consideró «poco claro» que pueda seguir en funcionamiento alguna central de carbón eficiente «desde el punto de vista económico» en Europa más allá de 2030. «Es prácticamente imposible», recalcó.

 

Fotos