Borrar
Restos del antiguo poblado minero de Wolfram, al fondo la Peña Do Seo. A. G.
Conociendo El Bierzo: Corullón

Una ruta al pasado de wolframio

Un paseo por la historia del Bierzo alrededor del antiguo poblado minero de Wolfram, ubicado en Corullón

Ana Gago

Corullón

Viernes, 1 de diciembre 2023, 08:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Imaginas pasear por un antiguo poblado minero, hoy en ruinas, a los pies de una montaña de más de 1.500 metros de altura? En El Bierzo es posible y no hablamos de una montaña cualquiera. La Peña Do Seo es imponente y en sus entrañas alberga historias de supervivencia y un pasado que caló hondo en la comarca.

La ruta al poblado de la Mina de Wolfram, también conocido como poblado de la Piela, se compone de poco más de 8 kilómetros que se tardan en recorrer dos horas aproximadamente. El sendero es sencillo y, durante la mayor parte del trayecto lo emocionante reside en las vistas de las montañas bercianas.

Sin embargo, a medida que se divisa el poblado minero y la Peña Do Seo, la ruta empieza a cobrar un magnetismo diferente. Caminar por las ruinas de este lugar traslada a los caminantes a los años de la postguerra en los que descubrieron wolfram en las laderas de esta sierra.

La historia de la mina de Wolfram

En los años 40 se descubrió que había wolframio en la Peña Do Seo. El conocido como oro negro marcó las vidas de cientos de familias que se desplazaron al municipio de Corullón para extraer este material de la montaña.

El wolfram se utilizaba entonces para endurecer el armamento militar sobre todo, pero también para fabricar productos industriales, bombillas o motores. En tiempos de la Segunda Guerra Mundial, el wolframio se convirtió en un material estratégico que Alemania compraba en España.

Existieron dos etapas que marcaron esta época. Una primera más caótica y desorganizada y una segunda mucho más estructurada en la que se construyó en poblado.

Fueron dos hermanos los que descubrieron que en la Peña Do Seo había wolframio. Habían estado trabajando en la comarca vecina de Valdeorras extrayendo este mismo material y decidieron explotarlo por su cuenta para venderlo en Quereño. Sin embargo, no tardaron en ser descubiertos y comenzó la Fiebre del Oro Negro.

Cómo llegar

Desde Ponferrada, se tardan unos 40 minutos en llegar a Cadafresnas, punto en el que se dejará el coche para continuar a pie. A partir de ahí, la ruta hasta el poblado está perfectamente señalizada.

Otra opción más completa para conocer la historia del Wolfram es la de subir a la Peña Do Seo y contemplar el lavadero de la mina y sus túneles. No obstante, este recorrido se compone de 8 kilómetros más, lo que supone un total de 16 kilómetros que se tardarían en recorrer 5 horas con paradas de observación. Hay que tener en cuenta que se puede llegar en coche hasta el poblado minero y una vez allí continuar andando para contemplar la Peña Do Seo, sin embargo, el camino es de tierra y la pendiente considerable.

En ambos casos, la ruta es de ida y vuelta, por lo que al llegar al final, se deberá retroceder sobre los pasos.

Un centro multifuncional

El Ayuntamiento de Corullón ultima las obras para recuperar uno de los edificios que componen el poblado, el que fuera el antiguo cuartel de la Guardia Civil, para convertirlo en centro multifuncional. En ese sentido, las actuaciones tendrían que haber concluido el pasado mes de septiembre pero el Consistorio pidió una ampliación de siete meses, por lo que será previsiblemente en marzo, «sino es antes porque el tiempo también nos obliga a acelerar todo», cuando lleguen a su fin.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios