Mapa con todos los municipios de la provincia; en más oscuro, auqellos que pierden más mesas electorales este 13 de febrero con respecto a 2019; en gris, los que mantienen el número. / J.L.B.

La Robla, Castropodame, León y Torre del Bierzo, los municipios que más mesas electorales pierden el 13-F

Medio centenar de municipios de la provincia verán reducirse el número de urnas disponibles, con reparto equitativo entre victorias del PSOE y del PP en las últimas autonómicas | La Federación de Entidades Locales Menores denuncia que se justifique «la pérdida del derecho a voto con la pérdida de población»

R.FARIÑAS | J.L.B. León

Medio centenar de municipios de la provincia de León verán este 13-F menos mesas electorales de las habituales en otros comicios como los de, sin ir más lejos, el pasado 2019, cuando también hubo que elegir lista para recomponer las Cortes de Castilla y León.

La Junta ha establecido una reducción de la cantidad de urnas al no concurrir en este caso la elección de pedáneos y presidentes de entidades locales menores -un total de 1.229 en la provincia- distribuidas en los 211 municipios leoneses.

Se reducen 75 mesas

León contará para estas elecciones autonómicas con 726 mesas, por las 801 que tuvo en 2019, lo que supone un 10% de unidades de voto menos.

«Cabe recordar que el número de mesas electorales se reduce con respecto a la última convocatoria, puesto que no se desarrollan elecciones a entidades locales menores», justificaba en un comunicado la administración.

En la provincia se verán afectados 50 ayuntamientos que se habían repartido de forma prácticamente equitativa las victorias electorales en 2019 -en 26 ganó el Partido Socialista y en 24 lo había hecho el Partido Popular-.

Municipios que más pierden

Los que más urnas perderán serán los municipios de La Robla (siete menos), Castropodame y León (cinco menos cada uno) y Torre del Bierzo (cuatro menos). También se verá reducido el número de cajas que se coloquen en Fabero e Igüeña, con tres menos en cada uno.

Además, dos mesas perderán los habitantes de Villamañán, Valdevimbre, Bercianos del Páramo, Bustillo del Páramo, Santa Marina del Rey, Llamas de la Ribera, Castrocontrigo, Castrocalbón, Palacios del Sil y Priaranza del Bierzo.

Críticas a la medida

Las críticas no se han hecho esperar por parte de la Federación Leonesa de Entidades Menores, que critica dicha decisión porque «la pérdida de población no puede justificar la pérdida del derecho fundamental como es el sufragio activo», explica Carlos González-Antón, quien pone el foco en aquellas localidades más pequeñas, con una mayoría de habitantes de edad avanzada que tienen más complicada la movildiad y desplazarse a otros núcleos de población.

Tampoco se ve como solución la primera recomendación de la Junta, incentivar el voto por correo, ya que obligaría a tener que acercarse a una estafeta y seguir el complicado protocolo que marca esto. «Debería ser al revés, que pusieran más mesas y acercar un servicio». «El coste contrapuesto al ejercicio de un derecho no tiene precio. Si quieres apostar por los servicios en el medio rural, el principal es el ejercicio democrático, y esto lo complica», afirman desde la federación.

Una solución

Ángel Ibáñez, consejero de la Presidencia, ha asegurado que la Junta garantizará medios de transporte para que los residentes de las entidades locales menores de la comunidad que se quedan sin colegio electoral puedan desplazarse el 13 de febrero hasta el municipio cabecera para ejercer su derecho al voto, aunque sin concretar el cómo de dicho servicio.