El río Sil a su paso por Ponferrada aumenta su caudal debido a las precipitaciones de los últimos días./César Sánchez / ICAL

El río Sil a su paso por Ponferrada aumenta su caudal debido a las precipitaciones de los últimos días. / César Sánchez / ICAL

Los ríos de la provincia crecen de forma desaforada por el deshielo de las nevadas

Los ríos Sil y Órbigo son los que presentan un mayor aumento en sus caudales, que por el momento están lejos de los niveles de alerta naranja y roja

ICAL Ponferrada

Lo más duro de la borrasca 'Fien' ya ha pasado, de acuerdo con las estimaciones trasladadas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). A pesar de ello, el Gobierno de España mantiene activada desde este jueves la fase de preemergencia en la Cordillera Cantábrica leonesa, donde se esperan que las precipitaciones en forma de nieve lleguen hasta los 15 centímetros.

Varias localidades de la comarca de El Bierzo se encuentran dentro de esta zona geográfica, ya la única de la provincia que se mantiene en alerta toda vez que se espera que este jueves un frente cálido haga subir las temperaturas y la cota de nieve hasta los 1.800 metros.

A pesar de todo esto, aunque no caiga más nieve, tiene que descongelarse la que todavía permanece en la zona, lo que significa deshielo y, por ende, un aumento del caudal de los ríos. Esto se está materializando, sobre todo, en los caudales de los ríos bercianos como es el caso del río Sil a su paso por Ponferrada -cuyo volumen ha aumentado ostensiblemente-, también el Órbigo -que transita por tierras leonesas- presenta un aumento importante de su caudal, alcanzando en algunos puntos de su recorrido hasta los 2,57 metros y 167,2 metros cúbicos por segundo.

El Duero, en nivel rojo.

El río Duero entró este mediodía en el nivel rojo de alarma a su paso por la localidad soriana de Gormaz, así como en el nivel naranja de alerta en su transcurrir por el también soriano municipio de Navapalos.

Así lo informó la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en su último parte de las 14.15 horas, recogido por Ical, donde se notificó que en la estación del organismo de cuenca situada en Gormaz se registró un nivel de 2,8 metros y un caudal de 111,22 metros cúbicos por segundo, lo que la sitúa en el nivel rojo, si bien el caudal presenta una tendencia a la estabilización.

En cuanto a la situación del río Duero en Navapalos, su nivel supera los cuatro metros y baja con un caudal de 138,24 metros cúbicos por segundo, entrando en el nivel naranja de alerta, mismo que presenta el río Órbigo en Santa Cristina de la Polvorosa, donde el nivel alcanza los 2,57 metros y el caudal cuenta con 167,2 metros cúbicos por segundo. No obstante, en este último punto la tendencia es decreciente.