Recogida de pera conferencia en el Bierzo. / César Sánchez

La ABA reclama a la Junta apoyo ante la «incomprensión y desamparo» a los agricultores bercianos

El colectivo pide que se tengan en cuenta las producciones locales y la proximidad en el reparto dentro de los criterios de puntuación de las licitaciones

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Asociación Berciana de Agricultores (ABA) aclaró este viernes que en sus quejas hacia la licitación de la fruta para el 'programa escolar de consumo de frutos, hortalizas y leche' en ningún momento pusieron en duda la legalidad de la licitación, así como que tampoco pidieron que se excluyeran a las empresas de otras zonas, respondiendo así al portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo.

Es más, el colectivo recalcó que lo que pretenden es reclamar el apoyo del Gobierno autonómico al sector agroalimentario de la comunidad y al desarrollo de las zonas rurales y para ello ven necesario implementar políticas que caminen en esa dirección, como valorar las producciones locales y la proximidad en el reparto dentro de los criterios de puntuación de estas licitaciones, «algo totalmente legal y posible» o que se valore en mayor medida el disponer de un sello de calidad frente al precio del producto. «Todo ello alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la política de la UE que fomenta la producción y el consumo local, la reducción de las emisiones de transporte o campañas de Km0, entre otras», añadieron.

De este modo, la Asociación Berciana de Agricultores confió en que el debate surgido sobre este asunto sirva para «concienciar» a la Consejería de Agricultura y al resto de administraciones «sobre la importancia de fijar criterios fuertes y creíbles que realmente potencien al sector agroalimentario del Bierzo, pasando en primer lugar por los cauces de comunicación necesarios, como así lo hemos intentado hasta en dos ocasiones, reunirnos con el consejero».

Además, pidieron a la Junta que «no intenten distraer» de lo realmente importante, que no es otra cosa que la «incomprensión y el desamparo» que sufren los agricultores, y en concreto los de la comarca del Bierzo, «y se pongan a analizar cómo se pueden solucionar estos problemas y apoyar de verdad el crecimiento de Castilla y León».