Borrar
Presa de San Facundo.
Rechazada la evaluación ambiental simplificada para demoler la presa de San Facundo en Bembibre por posibles efectos adversos «significativos»

Rechazada la evaluación ambiental simplificada para demoler la presa de San Facundo en Bembibre por posibles efectos adversos «significativos»

Se requiere un estudio ordinario del proyecto por que se pueden producir impactos sobre distintos elementos del medio ambiente que no han sido «suficientemente» tratados y pueden ser de una «mayor magnitud»

Ical

Ponferrada

Lunes, 15 de mayo 2023, 10:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este lunes una resolución del Ministerio de Transición Energética y el Reto Demográfico que rechaza la evaluación ambiental simplificada del proyecto de demolición de la presa de San Facundo, en Bembibre (León) y requiere su sometimiento al procedimiento de evaluación ambiental ordinaria del proyecto, ya que «no se pueden descartar efectos adversos significativos sobre el medio ambiente».

El texto, consultado por la Agencia Ical, recogió que una vez analizado el documento ambiental y los informes de las distintas administraciones, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambienta entiende que se pueden producir impactos sobre distintos elementos del medio ambiente que no han sido «suficientemente» tratados y pueden ser de una «mayor magnitud» a la estimada por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.

En concreto, citó que existe «incertidumbre» acerca de la magnitud del impacto que sobre el núcleo urbano de San Facundo podrían tener la emisión de ruidos y olores, pues se contempla la posible realización de voladuras para la demolición de la presa y la instalación de una planta de tratamiento de lodos en las inmediaciones de la citada localidad. El documento ambiental no incluye modelizaciones acústicas y odoríferas que sustente la previsión de no afección expuesta por parte del promotor.

De igual manera, se prevé la generación de un volumen importante de residuos, entre los que cabe destacar los casi 17.500 metros cúbicos de lodos de gran plasticidad y cargados de metales pesados acumulados en la presa. En este sentido, la resolución precisó que no se ha justificado «suficientemente» la clasificación de los lodos como residuos no peligrosos, tampoco se han estudiado alternativas de destino, ni se ha especificado el gestor de residuos autorizados que se hará cargo de los mismos.

Asimismo, en consonancia con lo indicado por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, las obras y la gestión inadecuada de los lodos podría tener «graves» consecuencias por contaminación de las aguas superficiales y subterráneas y los ecosistemas riparios asociados. Añadió que el tramo del cauce afectado está clasificado como refugio de pesca por sus condiciones ecológicas favorables para la conservación de la trucha común, por lo que una movilización de residuos aguas abajo de la presa podría tener un impacto «muy negativo», entre otros, sobre las poblaciones de este salmónido, como ya ocurrió en el año 2010 durante unas labores de limpieza de sedimentos de la presa.

De otra parte y según recogió Ical, el proyecto prevé afectar a ejemplares arbóreos y arbustivos, algunos de gran porte, durante los trabajos de adecuación de los accesos.

La presa de San Facundo se ubica en el arroyo del Rial, afluente del río Tremor, en el término municipal berciano de Torre del Bierzo. El núcleo urbano más próximo es San Facundo, ubicado un kilómetro aguas abajo de la presa. Construida entre los años 1985 y 1986 ha sido hasta hace pocos años, la principal fuente de abastecimiento de agua de las localidades leonesas de Bembibre, San Román de Bembibre y Albares de la Ribera.

Se trata de un embalse que ha sufrido un paulatino proceso de colmatación, reduciendo su capacidad a un tercio de la inicial que, unido a la entrada en servicio de un bombeo desde el embalse de Bárcena, que suministra el doble del consumo actual de estas poblaciones, ha puesto en entredicho su razón de ser. En su momento se analizó la viabilidad de la ampliación de su capacidad, opción descartada por su elevado coste y la complicada gestión de la infraestructura.

El proyecto consiste en la demolición del cuerpo de la presa por medios mecánicos, sin descartarse la posibilidad de recurrir a la voladura controlada, previa retirada de los lodos y sedimentos acumulados en la presa y en los dos azudes existentes entre la presa y la población de San Facundo, que también serán demolidos con posterioridad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios