Borrar
Daños provocados por las heladas en los cerezos del Bierzo. César Sánchez
«En primavera cruzaremos dedos y rezaremos para que no nos toquen las heladas»
Agricultura 4.0: una quimera para El Bierzo

«En primavera cruzaremos dedos y rezaremos para que no nos toquen las heladas»

La Asociación Berciana de Agricultores reclama a la Junta que adapte a la situación de la comarca la línea de ayudas que permita extender los sistemas antiheladas para garantizar las cosechas

Carmen Ramos

Ponferrada

Viernes, 26 de enero 2024, 08:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Bierzo mira a la Agricultura 4.0 para asentar la tecnología digital en los procesos agrícolas de cara a hacerlos más productivos para consolidar mercados. Un salto cualitativo y cuantitativo que para los productores bercianos pasa antes irremediablemente por garantizar las producciones con la extensión de los sistemas de protección antiheladas. Todo ello para dejar de mirar al cielo cuando arriva la primavera y cruzar los dedos poniendo todas sus esperanzas en la intercesión del santo de turno para salvar las cosechas de las inclemencias climatológicas.

Algo que se repetirá de nuevo este año. La instalación de tan solo cuatro nuevas torres antiheladas subvencionadas por la Junta con 80.000 euros dentro de la última línea de ayudas a los productores no permitirá solucionar un problema que de nuevo volverá a lastrar la economía agrícola de la comarca.

Los productores bercianos se sienten «muy decepcionados» teniendo en cuenta que se trata de «otro año que vamos a tener que estar mirando al cielo en la época de floración viendo a ver qué ocurre, si vamos a tener cosecha, si vamos a poder seguir creciendo en los mercados, si vamos a tener otro revés e ir para atrás y perder cuotas de mercado y comercialización, es un gravísimo problema», lamentó el director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores, Pablo Linares.

Los fruticultores del Bierzo han acusado en los últimos años una inestabilidad en las producciones debido a las pérdidas provocada por las heladas primaverales que les impide poder desarrollar todo el potencial agrícola de la comarca. Y es que estas nuevas cuatro torres antiheladas se sumarán a la docena de las instaladas en este momento en El Bierzo y se quedarán muy cortas para proteger de las inclemencias del tiempo la superficie de 64 hectáreas de frutales de la comarca, teniendo en cuenta que cada una cubre una extensión media de tan solo cuatro hectáreas.

«El que en un año como este como en 2023 hayamos tenido buenas cosechas en general pero si al año siguiente volvemos a tener un problema en el cual ya no tenemos una cosecha sino media y al siguiente tenemos tres cuartos de cosecha al final eso hoy en día hace que sea imposible mantener mercados porque el comercio está totalmente globalizado y lo que buscan las grandes cadenas de distribución, los supermercados y incluso hasta las pequeñas tiendas es una garantía de suministro sino hoy en día no consigues comercializar», explicó Linares.

Un «gravísimo problema»

Se trata de una situación que reconocen que «nos está lastrando mucho para poder establecernos y aumentar mercados». Están convencidos que esta situación «sólo hay una manera de atajarla: ir disminuyendo riesgos o problemas que hacen que hacen que tengamos esa merma de producciones y ahí es donde están las heladas», remarcan.

Un «gravísimo problema» para el que reclaman el respaldo de la Consejería de Agricultura a la hora de atender las nesidades de la especial idiosincrasia del campo berciano que dificulta la instalación de esos sistemas antiheladas, a diferencia de lo que ocurre en otras zonas como Cataluña y Aragón e incluso en países como Francia.

«Si la Administración se supone que quiere apostar por el sector como alternativa a las mil y una crisis que llevamos sufridas de empleo y de generación de negocio por qué no se le apoya realmente y se dan pasos en solucionar ahora mismo el mayor problema que tenemos para crecer y tener una producción constante mínima que nos permita no ir retrocediendo», concluyen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios