El presidente de la CEOE afirma en León que el control del horario laboral «es matar moscas a cañonazos»

Antonio Garamendi, este viernes en León. /Noelia Brandón
Antonio Garamendi, este viernes en León. / Noelia Brandón

«Estamos hablando de flexibilidad, conciliación familiar, globalización, digitalización y de nuevos empleos, por lo que aplicar criterios del Siglo XIX no lo entendemos bien, aunque haya que evitar los abusos», señaló el líder de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales

NACHO BARRIOLeón

Era el protagonista de la mañana en León. Llegaba para participar en un encuentro con los empresarios leoneses en el Hotel Conde Luna y sus palabras no se iban a hacer esperar.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, no tardó en pronunciarse sobre la medida del control horario laboral. «Hay algo que no entendemos muy bien, porque la medida es matar moscas a cañonazos», señaló a los medios, añadiendo que en un momento en el que «estamos hablando de flexibilidad, de conciliación de la vida familiar, de globalización, de digitalización y de nuevos empleos, aplicar criterios del Siglo XIX no lo entendemos bien, aunque eso sí, hay que evitar los abusos».

Ahondando en la cuestión, Garamendi apuntó a que el problema «es que hay un montón de casuísticas que con criterios de antes es difícil valorar, por eso estamos trabajando con el Ministerio». De la misma forma quiso defender que «pensamos que los Reales Decretos no valen, porque son contratos de adhesión en los que se valora la casuística después de aprobar la norma. Tenía que haberse hecho un Proyecto de Ley, siendo gestionado por el el dialogo social».

No fue la única cuestión que abordó el líder de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales. Sobre la economía nacional, estimó que en estos momentos España «está creciendo un poco menos de lo que se pensaba, aunque en CEOE ya lo dijimos y nos llamaron agoreros pero el crecimiento será del 2,1%».

Votar en Europa

De la misma forma explicó que «las empresas españolas hemos hecho los deberes, estamos mejor preparados para una crisis, aunque no digo que vaya a venir, pero hay una desaceleración mundial». Antonio Garamendi llamó a tomar conciencia sobre la importancia de las elecciones europeas. «El viejo continente tiene sus propios problemas con el Brexit, problemas sociales en Francia, desaceleración alemana o populismo en Italia, por lo que los comicios son muy importantes porque nos jugamos el futuro económico, hay que tener mucho cuidado con las cosas de comer».

Garamendi, en esta mañana de viernes en León apuntó igualmente a que la internacionalización de la empresa española «fue clave para salir de la crisis», en un entorno en el que «hemos pasado de 50.000 a 150.000 empresas que exportan». Sea como fuere, el presidente puso la voz de alerta. «Más del 60% de nuestras exportaciones van a Europa, por lo que hay que mirar lo que pasa en estos países».

Antonio Garamendi tomaba parte en un encuentro organizado en el Hotel Conde Luna por la Fele, Unicaja Banco y el Diario de León.