Marcha Blanca entre Villablino y Ponferrada. / César Sánchez

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública se movilizará en enero si la Junta no refuerza especialistas en el Hospital del Bierzo

El colectivo considera que el consejero de Sanidad visitó Villablino para «pagar una deuda» tras la última Marcha Blanca a Valladolid y advierte que «está muy acostumbrado a que durante muchos años nos digan lo que queremos oír y luego no se cumpla nada de lo prometido por lo que no vamos a dejar de trabajar en futuras y no muy lejanas movilizaciones»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana da un margen de confianza a la Junta hasta el mes de enero para que haga efectivos sus compromisos para reforzar la cobertura de especialistas en el Hospital Universitario de Ponferrada pero no baja la guardia y mantiene la convocatoria de movilizaciones.

«La plataforma está muy acostumbrada a que durante muchos años nos digan lo que queremos oír y luego no se cumpla nada de lo prometido por lo que no vamos a dejar de trabajar en futuras y no muy lejanas movilizaciones», señaló su portavoz, Pilar Carrasco.

En este sentido, el colectivo confía en que la Junta haga uso del «sentido común» que reclamó el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la visita realizada el pasado viernes a Villablino pero advierte que «haremos un seguimiento de los compromisos para que se cumplan y seguiremos organizándonos para movilizarnos en cuanto eso no sea una realidad», indicó Carrasco. «Los compromisos tienen fecha y queremos ser testigos de su cumplimiento», recalcó.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana reconoce que la visita de Vázquez estuvo motivada por la necesidad de «pagar una deuda que tenía con nosotros después del compromiso que adquirió tras la MarchaBlanca de Valladolid».

Valora, además, que el consejero haya reconocido que «eran de sentido común todas las reivindicaciones que hacíamos», por lo que destacan el compromiso de la Junta de ampliar el soporet vital con una nueva ambulancia para finales de 2023 y la ejecución de las obras en el centro sociosanitario a lo largo de este mismo año. Unas acciones a las que se une la dotación de un TAC, un laboratorio de radiodiagnóstico y la creación del consejo de salud de zona.

Así las cosas, el colectivo se mantiene expectante a que la Junta haga efectivos sus compromisos pero con un ojo en el calendario para, en caso contrario, echarse a la calle. «La primer fecha a tener en cuenta será a primeros de año si no se cumple el compromiso adquirido con nuestro hospital», concluye.