Izado de bandera y descubrimiento de placa para conmemorar el bicentenario de la provincia de El Bierzo./César Sánchez

Izado de bandera y descubrimiento de placa para conmemorar el bicentenario de la provincia de El Bierzo. / César Sánchez

Una placa y una bandera recuerdan desde hoy al primer gobernador de la «efímera» provincia del Bierzo

El Consejo Comarcal rinde homenaje a Juan de Zárate y Murga en el 200 aniversario de la creación de este ente territorial

D. ÁLVAREZ Ponferrada

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, descubrió este lunes una placa en homenaje a Juan de Zárate y Murga, el que fuera gobernador de la «efímera» provincia del Bierzo, de cuya aprobación se cumplen 200 años. El acto se completó con un izado de la bandera berciana a escasos metros de la sede de la actual institución comarcal.

Este reconocimiento al primer jefe político de la comarca pretende poner de relieve la creación, durante el Trienio Liberal, de la provincia entonces denominada «del Vierzo», con capital en Villafranca. El territorio, que incluía partes de las actuales provincias de Lugo y Ourense, contaba con 86.000 habitantes. Sus principales núcleos eran Ponferrada, con 468 vecinos y sede de una pujante burguesía, y Villafranca, cuna de la nobleza, donde residían 690 habitantes.

U na vez creada la provincia, el orensano Juan de Zárate fue nombrado como gobernador. Tras ejercer diversos cargos públicos como abogado, juez o funcionario, el gallego juró su cargo con una proclama de adhesión a los valores recogidos en la Constitución de Cádiz de 1812. La placa en honor a su figura es una donación de la empresa Tvitec.

Tras el izado de bandera, con salvas a cargo de un pequeño destacamento de los Tiradores del Bierzo, el presidente comarcal reivindicó la «identidad propia» del Bierzo y la «importancia histórica» de la creación del Consejo del Bierzo, hace ahora 30 años. «Queremos que este recuerdo permanezca visible para siempre», señaló Álvarez Courel, que aprovechó la ocasión para reclamar «mayor autogobierno y competencias» para la institución propia de los bercianos.