Imagen del decreto de fundación de la provincia del Vierzo, hoy perteneciente a la provincia de León.

¿Y si el 'Vierzo' fuera provincia?

La 'décima' provincia de Castilla y León tendría 128.000 habitantes, 38.000 más que la provincia de Soria | Sus 3.179 kilómetros cuadrados definen una zona única, marcada por la reconversión minera y la apuesta por el sector primario

Leonoticias
LEONOTICIAS Ponferrada

Que el 'Vierzo' tiene una identidad singular resulta un asunto incuestionable. Su propia orografía, su riqueza natural, su propia historia, incluso su 'propia lengua' convoerrten a este área de la provincia de León en un espacio único.

La hoy comarca berciana arrastra una trayectoria histórica que remite su personalidad a la Organización territorial de España de 1822 cuando el 15 de octubre era reconocida como provincia.

Con una densidad de 39 habitantes por kilómetro cuadrado sus 128.000 residentes le permitirían ser la décima provincia de la comunidad por delante de Soria, a la que superaría en 38.000 personas en números 'gruesos'.

Pero entonces la provincia del Vierzo superaba los términos territoriales actuales y omprendía no solo la actual comarca del Bierzo y otros municipios de la provincia de León sino territorios hoy repartidos entre las provincias de Lugo y Orense.

Una de las cuarenta provincias de la Corona de Castilla

El Bierzo (Vierzo) era una de las cuarenta provincias que formaban la Corona de Castilla desde el Repartimiento de 1591.​ Hasta la división territorial de Floridablanca, en 1789, se unía, habitualmente, a León y Asturias refiriéndose en los documentos a ella como «Partido de Ponferrada», «Partido del Bierzo» o «Provincia del Vierzo» siempre con la mirada puesta en Villafranca del Vierzo, capital administrativa por su mayor población.

Aquella identidad propia comenzó a perderse tras 1789, cuando se hacía necesaria una nueva reorganización del territorio, pero los sucesivos intentos de integrar El Bierzo en la provincia de León o en la prefectura de Astorga.

La secuencia histórica posterior deja en 1780 los partidos de León, Asturias y Ponferrada y en 1789 se divide la actual provincia de León en tres partes: León, Astorga y Ponferrada.

La rivalidad con Ponferrada

La provincia del Vierzo suscita numerosos problemas cuyo origen es la rivalidad entre las dos principales ciudades de la región: Ponferrada (468 vecinos) y Villafranca del Bierzo (690 vecinos) (entonces Villafranca del Vierzo) enfrentadas desde la guerra representando la primera a los nuevos poderes económicos, la nueva burguesía (comerciantes e industriales), y la segunda a los poderes tradicionales del Antiguo Régimen (pequeña nobleza, terratenientes, clericatura). Ambas ciudades ponen todos sus recursos y argumentos al servicio de la obtención de la capitalidad provincial.

Imagen de la provincia del Vierzo, con 'V'.

Los límites territoriales

En el proyecto de división provincial del cartógrafo mallorquín bauzá y del ingeniero Larramendi de 1821 se contemplaba la creación de la provincia de Ponferrada, que quedaría, posteriormente descartada en favor de la provincia del Vierzo con capital en Villafranca del Bierzo.

En septiembre de 1821 la comisión encargada, decide constituir la provincia del Vierzo, pero aún queda por determinar la capitalidad comenzándose el debate en si, el 10 de octubre, buscando las dos candidatas apoyos y argumentos hasta el último momento resultando que el 14 de octubre prevalecen los argumentos de Villafranca del Vierzo que pasa a ser la capital. Se publica en la Gaceta de Madrid el 16 de octubre con el nombre de provincia del Vierzo, capital Villafranca.​

El 27 de enero de 1822​ se publica el Decreto por el que El Bierzo se convierte en provincia, con el nombre de provincia de Villafranca y capital en Villafranca. Cuenta entonces con 86.365 habitantes y ejerce su jurisdicción sobre los Partidos Judiciales de Villafranca del Vierzo, Ponferrada, Toreno, y El Barco de Valdeorras, los límites iniciales eran «p Por el Norte, la cordillera que actualmente divide a Asturias de León desde el monte del Cuadro, origen del río Cúa, hasta el nacimiento del río Sil en Leitariegos; al Este, la línea divisoria de aguas al Cabrera y Eria, monte Teleno, puertos de Foncebadón, Fonfría, Manzanal y la divisoria al Sil y al Orbigo, pasando por la montaña de Salientes y siguiendo al collado de Cerredo y puerto de Leitariegos; al sur, las sierras de Cabrera que dan origen al río de este nombre; y por el oeste, el antiguo límite de Galicia desde el monte del Cuadro hasta el origen del Bisuña; de allí seguía por los montes que forman el valle de Orres hasta el puente de Cigarrosa, desde donde continuaba por los altos a buscar las sierras del Exe y Peña Trevinca, siguiendo por el nacimiento del río Casoyo a unirse con las sierras de Cabrera, el valle de Orres y los concejos del Sil de arriba y de Abajo, Salientes, Salentinos y Valseco, Tejedo y Mata de Otero quedaban comprendidos en esta provincia».​

El final de la provincia

Tras la invasión francesa de 7 de abril de 1823 (los Cien Mil Hijos de San Luis) solo El Bierzo y Galicia, en el cuadrante noroeste de la península ibérica, seguían fieles a la Constitución.

El Bierzo se encontraba en estado de guerra desde el 16 de abril con las tropas del general Bourke a la entrada del Bierzo, preparándose para resistir, pero un armisticio (que no se comunica a las fuerzas bercianas comandadas por el coronel Francisco Colombo) retira las tropas constitucionales a Lugo el 4 de julio. Este mismo día enviados del ejército realista llegan a los ayuntamientos de Ponferrada y Villafranca del Bierzo, destruyendo cualquier simbología constitucional.

Las fuerzas bercianas al mando del nuevo jefe político de la provincia del Vierzo, Nicolás de Castro (con carácter interino), inician una resistencia desde las montañas del oeste berciano. Tildadas de «rebeldes» y a pesar de las partidas enviadas para contenerlas, contraatacan y el 17 y 18 de agosto de 1823 toman Villafranca del Bierzo y Ponferrada, respectivamente restableciendo el orden constitucional durante cuatro días. Las fuerzas constitucionales bercianas resisten hasta finales de septiembre.

Purgas

Los nuevos gobernantes comienzan las purgas contra los constitucionalistas, pero los distintos ayuntamientos y la población no colaboran negándose a delatar a simpatizantes constitucionales con las más diversas excusas. El 1 de octubre de 1823 se declaran nulas las actuaciones del Gobierno Constitucional, dejándose en suspenso la provincia del Vierzo.

En 1832 se incluye a El Bierzo como «provincia segregada de Orense y León» y el 30 de noviembre de 1833 se designa una nueva división territorial, creada por Javier de Burgos, en la que no existe ya ninguna provincia berciana. La antigua provincia del Vierzo, es dividida en tres: la mayor parte forma parte de la provincia de León mientras once pueblos pertenecientes, desde antiguo, a la merindad de Aguiar (Bierzo Oeste) se otorgan a la provincia de Lugo y gran parte de lo que hoy es la comarca de Valdeorras (cinco municipios actuales) pasan a formar parte de la provincia de Orense.

[ Citas: Gaceta de Madrid de 16 de Octubre de 1821 Boletín Oficial del Estado. Gazeta: colección histórica; Decreto del rey José Bonaparte, 17 de abril de 1810; José María Luengo, «Noticias históricas sobre la provincia del Bierzo»; Wiquipedia, biblioteca común Diccionario Geográfico Universal. Antonio Vegas. 1795; I.E.B. Historia de El Bierzo]