Pacto global para un fin ordenado del carbón, con ayudas y reactivación de la Ciuden

Foto de familia a la conclusión de la reunión./
Foto de familia a la conclusión de la reunión.

Las medidas excepcionales para las empresas van hasta el año 2025 y la medidas en materia de reactivación se extienden hasta el año 2027 | La minería seguirá viva de forma testimonial en empresas rentables

J.C.León

La minería tiene un plan, y en esta ocasión está refrendado por todas las partes. Un plan de recorrido a medio plazo, pero a priori seguro, y que permitirá encauzar el fin del sector con ciertas garantías 'de futuro' y la supervivencia de aquella parte que sea competitiva y útil.

El apunte

El Gobierno y los sindicatos, en una reunión maratoniana en la jornada de este martes, han cerrado un acuerdo global que como resumen permite 'encauzar' el fin del carbón de un modo ordenado, sereno, y no tan traumático como inicialmente se podía esperar. Todo ello sin olvidar leves líneas 'a futuro' que mantendrán vivo una parte del mineral.

Doce horas de propuestas y debate han dado como resultado un «acuerdo razonable para la minería del carbón en España», según se ha remarcado desde la parte laboral.

Este principio de acuerdo «global», refrendado por el SEE con su presencia a la firma del acta de acuerdo, pone las bases definitivas para desarrollar una «ransición justa», donde no haya salidas traumáticas del sector y además se tenga en cuenta una discriminación positiva de las comarcas mineras en materia de ractivación.

Hasta 2027

«Queremos poner en valor nuestra defensa inequívoca del carbón autóctono como parte de nuestro mix energético y hemos insistido en ello hasta pactar que mas allá de 2018 y allí donde la generación eléctrica basada en el carbón se mantenga, se promoverá el uso del carbón autóctono como un modo de favorecer el mantenimiento de la actividad y el empleo ligados a la minería competitiva», también se ha advertido.

El principio de acuerdo negociado abarca un ámbito temporal para el periodo 2019-2027, si bien cada línea de ayudas, y en función de sus características le corresponde un marco diferente de vigencia.

Así, las medidas excepcionales para las empresas van hasta el año 2025 y la medidas en materia de reactivación se extienden hasta el año 2027.

Plan Social

Se acuerda un Plan social dirigido a trabajadores de edad equivalente avanzada de cuarenta y ocho años, con la aplicación del coeficiente reductor que les corresponda o 25 años de cotización en el Régimen Especial de la Minería del Carbón, pudiendo también acceder al mismo los que, con 20 años trabajados en empresas mineras del ANEXO, con diferentes reducciones, según el ámbito temporal: (20 años el 10%, 21 el 8%, 22 el 6%, 23 el 4% y 24 el 2%).

Aquellos trabajadores afectados por el cierre de empresas y que no tengan derecho a prejubilación podrán optar por la recolocación en aquellas empresas que continúen a partir del 31 de diciembre. A tales efectos de recolocación de los trabajadores prevista en este acuerdo, se considerarán excedentes a aquellos trabajadores que hayan prestado servicio en empresas auxiliares (contratas y subcontratas) de las empresas mineras,

Para estos trabajadores excedentes se articularán con las comunidades autónomas su participación prioritaria en las actividades de restauración que se faciliten con las ayudas previstas en este acuerdo, en la normativa que se establezca para apoyar los proyectos de rehabilitación contenidos en el Plan para la Restauración de explotaciones en comarcas mineras 2018-2023 (dentro del Plan de Acción Urgente en Transición Justa), y se establecerá como uno de los criterios prioritarios para acceder a la financiación pública la recolocación de estos trabajadores.

PLan de Acción Urgente para las Comarcas Mineras

La línea de medidas dirigidas a la reactivación económica y desarrollo alternativo de las comarcas mineras para lograr su transformación estructural, recuperación económica y bienestar social conllevan ayudas económicas destinadas a financiar nuevas instalaciones empresariales y a ampliar las existentes, así como la puesta en marcha de un Plan de Acción Urgente para las Comarcas Mineras.

Dicho plan, además, contemplará actuaciones de restauración de explotaciones, de desarrollo de energías renovables y transición y la elaboración de contratos de transición Justa para comarcas afectadas por el cierre de las minas con el objetivo de crear y fijar en empleo a medio y largo plazo.

En materia formativa y a fin de facilitar la búsqueda de nuevos empleos en los distintos ámbitos industriales y energéticos se acuerda la puesta en marcha de un Plan de formación dirigida hacia las necesidades tengan las nuevas industrias y proyectos empresariales que se vayan a implantar en las comarcas afectadas. En sus servicios de empleo correspondiente se les asignará un orientador que trabajará con los trabajadores excedentes del sector.

Proyecto Ciuden

En un afán de recuperar Ciuden se ha pactado su recuperación «convencidos de aprovechar su doble vertiente, la tecnológica y la de potenciación de la actividad económica, destinada a jugar un papel determinante cómo agente de desarrollo territorial»

Para lo cual, y de acuerdo con el IDAE, organismo que hoy acoge a Ciuden, se iniciará un proceso de análisis y evaluación de las potenciales aplicaciones de la planta de oxi-combustión, así como de las demás actividades del Ciuden con objeto de ponerlas al servicio del proceso de transición energética justa.

Contenido Patrocinado

Fotos