El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón. / César Sánchez

Olegario Ramón: «Que vuelva al tajo gente que había quedado sin trabajo desde luego siempre es una buena noticia»

El alcalde Ponferrada remarca sus «dudas» sobre la decisión «absolutamente electoralista» de la Junta de paralizar el derribo de las torres y la chimenea de Compostilla II

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, aplaudió este lunes la vuelta al trabajo del centenar de trabajadores afectados por la paralización de las obras de desmantelamiento de la central de Compostilla II de Cubillos del Sil ordenada por la Junta de Castilla y León tras la incoación del expediente de Bien de Interés Cultural (BIC).

«Que vuelva al tajo gente que había quedado sin trabajo desde luego siempre es una buena noticia», señaló Ramón que insistió en reiterar sus «dudas» sobre la decisión «absolutamente electoralista» de la Junta de paralizar 'in extremis' el derribo de las torres y la chimenea de Compostilla II, prevista para el pasado día 1 de diciembre.

El regidor ponferradino deja claro que en ningún caso dice que no se tengan que mantener estas infraestructuras emblemáticas del patrimonio industrial del Bierzo pero considera que «se debió hacer, si procedía, en otro momento».

Asimismo, Olegario Ramón manifestó de nuevo sus dudas sobre la seguridad de las chimeneas tras los trabajos previos que las horadaron para la instalación de los explosivos. Se pregunta, además,«quién va a crear y financiar» el nuevo proyecto que se instale en el espacio ocupado por la térmica berciana.