Dos nuevos testigos arrojarán luz al presunto caso de abuso sexual de un joven de 16 años a una menor de 14 de Villablino en Nochevieja

Ayuntamiento de Villablino. /
Ayuntamiento de Villablino.

La defensa del joven de 16 años ha solicitado la práctica de dos nuevas diligencias, que pospone a la próxima semana la decisión de la Fiscalía de Menores, que aún supedita sobreseer la causa o presentar el escrito de acusación

A. CUBILLASLeón

Nuevas diligencias en el caso de abuso sexual entre menores en Villablino en Nochevieja.

La defensa del joven de 16 años acusado de abusar sexualmente a una menor de 14 ha solicitado la práctica de dos nuevas pruebas testificales. Una diligencia que será practicada el próximo martes.

Se trata, según han confirmado a leonoticias, de dos personas que conocen a ambos menores y cuyo testimonio podría ser clave para arrojar luz en este caso.

Antecedentes

Testimonios que se vendrían a incorporar al de la menor, que reiteró las acusaciones contra el acusado que, por el contrario, confirmó la existencia de una relación de índole sexual que, si bien, fue consentida.

La última diligencia practicada fue la declaración este martes de un vecino de Villablino cuyo testimonio, junto con los resultados de los informes practicados a los dos menores, habrían sido determinantes para fijar una postura de la Fiscalía de Menores.

Una decisión que, si bien, se pospone a la próxima semana a la espera de la práctica de las dos nuevas diligencias. Una vez finalizadas, el Fiscal de Menores solicitará el sobreseimiento de la causa en caso de no apreciar delito. En caso contrario, elaborará el pertinente escrito de acusación.

El joven fue detenido por la Guardia Civil después de que la presunta víctima, en compañía de sus progenitores, interpusiese la pertinente denuncia en el cuartelillo por una presunta agresión que tuvo lugar en Nochevieja.

Abuso o agresión sexual

El delito de abuso sexual se trata de acceder al cuerpo de otra persona sin consentimiento y sin violencia física. Es lo que ocurre sobre los menores de edad, que no pueden prestar por ello ese consentimiento; con las personas con algún tipo de incapacidad y con aquellas que están bebidas o drogadas y que por tanto, no están en condiciones de autorizar esa actividad sexual. Las penas máximas oscilan entre uno y tres años de cárcel, salvo en el caso de que se realice sobre menores de 16 años, en cuyo caso serán de 2 a 6 años.

Cuando el abuso sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado con pena de prisión de 4 a 10 años.

En cuanto a la agresión sexual, se trata de acceder al cuerpo de la otra persona para una actividad explicitamente sexual, sin consentimiento y mediante la violencia. Su forma más grave es la penetración, pero no la única. Las penas máximas oscilan entre 6 y 12 años de cárcel, salvo en el caso de que se realice sobre menores de 16 años, en cuyo caso serán como máximo de 12 a 15 años.

Finalmente, el acusado era puesto en libertad después de que la Fiscalía de Menores no estableciese medidas cautelares alguna, al entender que no cabía riesgo de reincidencia.

Posteriormente, el fiscal incoaba el expediente por un presunto delito de abusos sexuales con penetración descartando la agresión sexual.